www.flickr.com

domingo, 6 de enero de 2019

A vueltas con el roscón de reyes

Estamos viendo en la tele cómo entrevistan a un afamado repostero madrileño sobre su producto estrella de estos días: el roscón de reyes. El mencionado pastelero hace gala de sus vastos conocimientos sobre el tema aunque parece tener más ínfulas que criterio.

_Periodista: ¿Cuántos tardáis en hacer estos roscones?
_Repostero: ¡Tres días!
_P: ¡Hala! ¿Tanto?
_R: Sí, claro, lo bueno hay que hacerlo despacio. Primero se hace, bla, bla, bla, ...
_P: ¿Y puedes decirnos cómo se hace uno de estos deliciosos roscones que vendes en tu pastelería?
_R: Pues primero hay que echar la harina,... los huevos,... se le pone un poquito de agua de azahar,... ¿Sabías que el agua de azahar se echa para que los niños estén más tranquilos?
_P: No, la verdad, no lo sabía.
_R: Pues sí, el agua de azahar tiene un componente que los tranquiliza porque suelen estar revoltosos y molestos con todo eso de los regalos.
_P: En fin, vaya. ¿Y qué más le echas?
_R: Pues ahora le echamos un vaso de whisky ...



PD: Qué cosas con el agua de azahar.

No hay comentarios: