www.flickr.com

jueves, 5 de octubre de 2017

Juegos de mesa

Hacemos escala en nuestro paseo sabatino en un centro comercial popurrí con libros, electrónica y video-juegos de acceso libre (sí, ESE centro comercial). Deambulamos por la zona de juegos de mesa y cómics cuando nos topamos con un hombre agachado hurgando en los estantes. Habla con su mujer.

_Vamos a ver éstos, que parecen interesantes.

Coge un juego de mesa titulado "El viaje del Beagle". Se reconoce fácilmente porque la caja tiene la apariencia de un libro antiguo. La verdad es que tiene una presencia magnífica, aunque esconde un pero.

_¡Sergio, mira, ven a ver! - dice en voz alta.

Un chaval, de unos catorce años, que está hojeando un cómic, se digna a levantar la vista y hace un gesto de indiferencia hacia su padre.

_¡Venga! ¡Ven! ¡Que esto es interesante! - repite.

El chaval se acerca desgastando moqueta.

_¿Qué te parece si cogemos éste, Sergio? - pregunta el padre obteniendo un filial gesto de hombros.

_Venga, pues lo cogemos. Ya verás cómo te gusta.

Visto el cariz que va tomando el asunto, intervengo.

_Hola, perdona. Ese juego es una expansión.
_....
_Es que te hace falta el juego original para jugar a ese. Se añade al juego original para jugar más partidas.
_Ah, bueno, es que tampoco es que sepa nada del tema.

El chaval ya se ha ido tan sigilosamente como vino.

_¡Sergio! ¡Ven! ¡Mira! Este señor sabe mucho de esto y nos va a aconsejar.

( ¿Señor? ¿sabe mucho? ¿aconsejar? Puf, dónde me he metido.)

_Tranquilo, no hace falta que venga el chaval. Veamos, tú que quieres.- le pregunto, ya metido en faena.
_Es que queremos que deje de jugar tanto con la maquinita y juegue a algo distinto, a esto de juegos de mesa, que están muy de moda.- responde el padre mientras la madre asiente, silenciosa.
_Ah, vale, muy bien. Entonces sería mejor que empezárais por un juego sencillo para los tres antes de meteros en algo más complicado. Mira, ahí tienes el Catán...
_No, no, no, nosotros no queremos jugar, queremos que juegue él. Nosotros no tenemos tiempo.
_Bueno, es que lo divertido de esto es jugar en familia. Nosotros ...
_Ya,- interrumpe- pero es que no tenemos tiempo.
_Entonces,-digo sin insistir más- tendrías que buscar algo que se pueda jugar en solitario. Por aquí no hay nada.

Le recomiendo una tienda cercana donde nos aconsejan bien y tienen más oferta. Se despiden dándonos las gracias y les veo irse mientras que el chaval ya ha sacado el móvil y empieza a ejercitar sus pulgares.

PD: Espero que tengan sitio en casa para guardar una caja sin abrir. 

No hay comentarios: