www.flickr.com

domingo, 29 de enero de 2017

Aritz (10.380 dm.)

El sábado, 28 de enero, nos dirigimos a Leitza con la intención de subir a Aritz (10.380 dm). Queríamos pisar nieve pero de lo único que estábamos seguros era de que iba a hacer viento; los aerogeneradores no dominaban el cresterío del macizo de Kornieta-Zupezorri por nada.

Unos días antes hablé con nuestro guía favorito para que nos orientara sobre la cantidad de nieve por aquellas cimas. En un primero momento no nos dio demasiadas esperanzas pero un correo al día siguiente nos hizo meter polainas y plástico grueso en las mochilas.

Comenzamos redesayunando en Leitza. La ruta salía desde el mismo pueblo con lo que nos ahorrábamos la última aproximación y disfrutamos tranquilos del dulce momento (ese pastel vasco se está abriendo un hueco entre las opciones de Aimar).


Calzamos las botas y nos abrigamos. El día pintaba de azul pero, a la sombra, el termómetro dejaba las cosas claras. Subimos hacia la iglesia y enseguida tomamos el camino empedrado. No habíamos dado dos pasos cuando tuvimos un flashback: ese descenso iba a ser peliagudo.

(Piedra lisa, barro y mucha pendiente: el trío de la risa)

En cuanto cogimos altura y llegamos a la zona soleada nos detuvimos y aligeramos las capas. Al rato estábamos en la ermita de Santa Cruz: bonita, cuidada y abierta.


 A partir de ahí el camino se tornó más agreste. Las marcas blancas y amarillas empezaron a dejar de ser tan evidentes y las alarmas de orientación y aventura saltaron al unísono.

Pero eso lo dejaremos para mañana.

PD: Para los ansiosos: ¿pisamos nieve? ¿encontramos la ruta? ¿conseguimos entrar en el refugio?

No hay comentarios: