www.flickr.com

domingo, 30 de octubre de 2016

Cuestión de perspectiva.

Este domingo se ha vuelto a cambiar la hora. Una hora de ahorro, dicen. Una hora más para hacer lo que quieras, comentan.

Entre cambiar de hora a todos los relojes de la casa (¡ay, las cámaras de fotos!) y escribir esta entrada del blog, ya se me han ido 30 minutos.

Me voy a hacer un bizcocho.

PD: No creas, no solo es escribir la entrada del blog, también hay que pensarla. Bueno, no mucho, hay cosas que se escriben solas.

No hay comentarios: