www.flickr.com

viernes, 19 de agosto de 2016

¡Viva el vivac!

Llegaban las fechas de la lluvia de estrellas de las Perseidas y estábamos atentos al tiempo. Dos noches se postulaban como las idóneas, la del 11 al 12 y la del 12 al 13. Llegado el momento, una mejor previsión para la segunda nos hizo decidirnos.

Este año iríamos los cuatro. El año pasado hice dos salidas, con Aimar y con Asier, y no llegué a la tercera, con lo que Nieves no durmió bajo las estrellas (o la lluvia, según). Así pues, nada de cimas ni rutas largas. El peso de la tienda "familiar" y los extras impiden que el sherpa más grande intente hazañas de previsibles consecuencias.

Y esa fue uno de las sorpresas de este año. Repartimos los pesos teniendo en cuenta la capacidad de cada uno. Amén de lo suyo, Asier llevaba las piquetas de la tienda, dos cantimploras y algo de comida; Aimar, los desayunos. El resto nos lo repartíamos entre Nieves y yo. En cuanto comenzamos a andar y vimos cómo los muchachos se alejaban cuesta arriba charlando, nos dimos cuenta de que, para el año que viene, tenemos que repartir mejor.

Habíamos comenzado a caminar bastante tarde. El sol lucía y calentaba de lo lindo pero no tardamos en llegar a Pagomari. El bollo con chocolate (esta vez sin fundir) de costumbre nos hizo disfrutar doblemente del camino. Llegamos a Igaratza a la hora de comer (en realidad, siempre comemos cuando llegamos a Igaratza, sea la hora que sea).

Descansamos tranquilos. No teníamos ninguna prisa y retomamos la ruta cerca de las cuatro de la tarde.

Este año, las praderas de Aralar están más verdes. Había ovejas y caballos con potrillos como hacía tiempo que no veíamos. Un buen puñado de vacas también pastaba por los altos. Sacando fotos y disfrutando de la Naturaleza llegamos a nuestro lugar y nos quitamos las mochilas. Aún era temprano para montar la tienda, descansamos y echamos unas partiditas de cartas. En el cielo azul, unos precursores de los meteoritos surcaban el firmamento.



PD: Los famosos meteoritos Vitoria-Madrid, Vitoria-Barcelona y Vitoria-Santiago.

No hay comentarios: