www.flickr.com

martes, 21 de junio de 2016

Enseñanzas de verano.

Acabó el colegio. ¡Se terminó el estudiar! ¡Comencemos a aprender!

Entre otras cosas, nos embarcamos en un proyecto con Raspberry Pi para entender los entresijos de la computación.


Paralelamente, profundizaremos en el arte fotográfico, unificándolo con el don de la palabra escrita y la noble disciplina de la caligrafía. Igualmente, aprovecharemos los viajes para ahondar en el conocimiento histórico y geográfico de la península y de los pueblos que la habitaban antaño. En lo que se refiere a la geología y piedras varias tanto murallas como cavernas, monumentos y montañas tendrán toda nuestra atención llegado el caso. En cuanto a la comunicación oral, tiempo habrá de emplear diversas lenguas (incluída la de signos) para conseguir nuestros fines. En el aspecto físico, el mar, la montaña y la mesa serán los tres vértices de un triángulo sobre los que ejercitaremos nuestros cuerpos. Si equilátero, isósceles o escaleno lo sabremos llegado septiembre.

PD: No entremos en disquisiciones ni seáis quisquillosos, sabéis a qué me refiero diferenciando estudiar y aprender.

1 comentario:

mòmo dijo...

¡Jo, qué currículo más apetecible!