www.flickr.com

miércoles, 1 de junio de 2016

¡Casi!

Exámenes, alergia,... demasiadas cosas para poder disfrutar del monte; nos quedamos en Donosti. Terminadas las obligaciones y aprovechando una brisa marina que barre el polen hacia el interior salimos a dar un paseo. Llegando a la altura de la Plaza Gipuzkoa un puesto montado en los soportales llama la atención de Asier.

_Aita, ¿puedo acercarme a ver qué dan?

Pero no hace falta responder. Una chica se nos acerca con un díptico y una bolsa de algo que resultan ser patatas fritas y nos dice:

_Bla, bla, bla,... Bio Terra. Bla, bla, bla, ... agricultura ecológica y sostenible. Bla, bla, bla, ... invitaciones para la feria. Bla, bla, bla,... les acerco otra bolsa de patatas para los niños.
_Vale.-respondo.



Los muchachos abren una de las bolsas mientras yo me quedo leyendo la información de la feria, en el folleto impreso en papel reciclado. Luego cojo la otra bolsa de patatas y sigo leyendo: patatas fritas ecológicas...patatas procedentes de la agricultura ecológica... aceite de oliva virgen extra procedente de la agricultura ecológica... sal marina (supongo que ecológica)... Me voy de allí sonriendo. No he encontrado nada referente a lo ecológico de la bolsa de plástico que las envuelve.

PD: Buenas sí que estaban, aunque algo duras.

No hay comentarios: