www.flickr.com

martes, 5 de abril de 2016

Más de lo mismo, pero no.

Cuando uno va de vacaciones al mismo sitio una y otra vez, le pueden ocurrir dos cosas: tener la sensación de haberlo visto todo, y caer en la monotonía, o disfrutar de los lugares conocidos y redescubrirlos de nuevo.

En nuestro caso, volvimos a nuestros lugares habituales recorriendo calles nuevas, calmando el hambre en chigres escondidos,

(a menú)

y visitando nuevamente museos antiguos (del jurásico o por ahí).

(sombras chinescas jurásicas)

PD: Habrá crónica detallada.

No hay comentarios: