www.flickr.com

viernes, 25 de marzo de 2016

Hacia dentro.

Estamos acostumbrados a ver fotografías de gatos mirando hacia la calle a través de una ventana. Son imágenes que inspiran ansias de libertad felina o, cuando menos, transmiten la curiosidad por lo que sucede allende su frontera de cristal. Pues bien, acabo de comprobar que nada de eso. Lo que les pirra a los gatos es curiosear por las ventanas. Da igual si es hacia dentro o hacia fuera.


PD: Miau- me ha dicho el bigotón.

No hay comentarios: