www.flickr.com

viernes, 14 de agosto de 2015

La primera vez (otra vez).

Desde sus sacos del dormir, el padre y el hijo, vieron oscurecer el día.


La primera con Aimar, en solitario.

PD: Los dos solos.
PD2: ¡Cómo pasa el tiempo!

No hay comentarios: