www.flickr.com

lunes, 27 de octubre de 2014

Mañanas aprovechadas.

La lesión de Asier ya no duele, pero cansa. No puede correr ni hacer deporte, andar distancias largas no está recomendado y, si tensa la rodilla, salta. Así pues, cuando Imanol nos comentó que organizaban para el sábado, 25 de octubre, una salida del Club Alpine Vasco Navarro, comprobamos la carga del bonobús y nos acercamos, sin cansarnos, a ver qué se cocía por ahí.


Y allí estaba Imanol, organizando a los participantes, tachando nombres y regalando una botella de vino (para después, para después) a cada uno. Nos cruzamos con su padre, recordamos aquel memorable paseo en sidecar, charlamos, hicimos unas fotos y volvimos, mitad en bus, mitad andando, hasta nuestra casa.



Mañana paseada, mañana aprovechada.

PD: Una pena de días de otoño sin ir al monte aunque, visto de otro modo, tampoco parecen días de otoño.
PD2: Quien no se consuela es porque no quiere (dicen).

No hay comentarios: