www.flickr.com

jueves, 19 de septiembre de 2013

Causalidad y cumpleaños.

¿Qué es lo que buscáis cuando esperáis que os feliciten por vuestro cumpleaños? Es posible que esperéis que los amigos y familiares se acuerden de vosotros; también podría ser que lo que queráis sea que os deseen felicidad; o quizás os avergoncéis de vuestro materialismo pero ansiéis más y más regalos. Todos estos casos buscan, en definitiva, que, sin ningún tipo de interacción por vuestra parte, se produzca un resultado a vuestro favor. Por concretar, vosotros no hacéis nada y os llaman, os desean felicidad y os dan regalos. Bien, ¿verdad? Sí, claro, pero lo que yo planteo para este día de mi cumpleaños es variar ese principio de causalidad en el que primero te has acordado de mi cumpleaños y luego me vas a llamar, desear felicidad y, llegado el caso, me vas a hacer un regalo. Efectivamente, saltándome a la torera todos los principios físicos y filosóficos, consideraré que ya te has acordado de mí, seré enormemente feliz y me compraré todos los regalos que me apetezcan. Bueno, y si al final me llamas, eso que llevaremos adelantado.

PD: Sigue mi página en ebay con próximas ofertas de paraguas y pijamas.

No hay comentarios: