www.flickr.com

viernes, 9 de agosto de 2013

Huesitos.

Los tres mutilzarras repiten su paseo matutino; todos los días, a la misma hora. Tres perros van con ellos; un bóxer de aspecto fiero, un setter inglés venido a menos y un ratonero de mirada lánguida. Los tres hombres se parecen con tres gotas de agua; no en su aspecto, sino en sus andares. Los animales van y vienen al ritmo pausado de sus dueños; imposible saber qué perro acompaña a quién.

La madre repite su paseo matutino; todos los días, a la misma hora. Dos niños van con ella; el mayor, fibroso como un junco; el pequeño, vivaz y de pelo alborotado. La madre se parece a todas las madres como dos gotas de agua. Los niños van y vienen, corriendo y jugando, pero no se alejan demasiado.

Como todos los días, ambos grupos se cruzan en la misma calle sin detenerse. Los niños saludan al ratonero.

_¡Hasta luego, Huesitos!-dice el mayor.
_¡Hasta luego, Huesitos!-dice el pequeño.

En el collar del animal luce una chapa en forma de hueso, de ahí su nombre inventado.


 Al volver a casa, charlan con su padre y le hablan del perro.

_Pero, ¿cómo se llama el perro de verdad? - inquiere el adulto.
_Huesitos.- contesta el pequeño.
_Sí, ya, pero, de verdad.- vuelve a preguntar.
_No lo sabemos.- responde el mayor.
_Pues igual teníais que preguntarlo, no os dé vergüenza.

Un día, tras mucho dudar, se atreven a hablar con el dueño.

_Hola, ¿cómo se llama su perro? - pregunta el mayor.
_Se llama Bat.- responde el hombre.

Los niños, sin más explicaciones, juegan con él un rato.
_Hola, Bat.
_Hola, Bat.

Al poco, cada uno sigue su camino. Los hermanos avanzan charlando.

_Qué majo Huesitos ¿verdad?
_Sí, Huesitos es el perro que más me gusta de los tres.

PD: Yo también prefiero Huesitos.

No hay comentarios: