www.flickr.com

jueves, 11 de abril de 2013

Siguiendo el camino.

Otros antes que Aimar recorrieron el camino de la suavidad. Ahora es su momento.

Enhorabuena, Aimar.


Al cambiar de cinturón, el judoka se situa en el centro del Dojo, junto a su sensei, y saluda a sus compañeros.

PD: Rei.

No hay comentarios: