www.flickr.com

viernes, 26 de abril de 2013

Onddi (5.450 dm.)

El viernes pasado sopesábamos acudir a la primera cita de la temporada de Musika Parkean. Sin embargo, el buen tiempo, aunque fresco, previsto para el fin de semana nos animaba más a ir al monte. Y así, el sábado, veinte de abril, a las nueve y media de la mañana, nos calzábamos las botas y comenzábamos a caminar desde Besabi rumbo al Onddi (5.450 dm.).


Desde el inicio nos dimos cuenta de que no íbamos a tener pérdida posible. La senda no estaba balizada con las habituales marcas bicolores sino que de las ramas de los árboles, y cada pocos metros, colgaban  unas tiras de papel y otras de plástico (con publicidad bancaria). Asimismo, en el suelo, unos montones de confeti servían de señal visual a quien no levantara la mirada. Sí, el domingo habría carrera de montaña.

(¿serán biodegradables?)

No queríamos que nos cogieran así que, tras tirarnos un buen rato jugando, animamos la marcha y continuamos nuestra ruta. Llegamos al dolmen de Pozontarri, primera piedra del camino y punto de partida de la ascensión directa al Onddi. Desde aquí, el camino discurre por un cortafuegos, con lo que se hace más aburrido que duro: sin ramas, sin piedras,... y sube directo a la primera cima.


Descansamos un rato y comimos algo. Cuando estábamos preparando la carta para el buzón, Asier encontró una nota dejada por una niña, Oihane, de siete años.


Estaba escrita en un pañuelo de papel, sin dirección, así que la guardamos y nos la llevamos.

Bajamos al collado deteniéndonos junto a una cista, segunda piedra del camino, y subimos a la segunda cima. Estaba llena de maleza y las vistas eran similares con lo que ni nos detuvimos Ahora solo nos quedaba bajar así que, entre brezos y cuentos, nos aproximamos con cuidado al cementerio de los antiguos; últimas y abundantes piedras para rematar la jornada.



Nada más llegar, los niños se pusieron a jugar en el camposanto al más puro estilo mejicano; cuente uno historias de difuntos para esto. Comimos caliente entre las piedras calientes y más de uno, y de dos, aprovecharon para lagartijear al sol (caliente). De vuelta, nos dimos cuenta de que habíamos ido demasiado pronto: las brevas aún no estaban maduras. Tal vez con los higos haya más suerte.


Y unas senderuelas (tres) que solo nos trajeron recuerdos, porque ni para un revuelto.



Un café, cambiar unos cromos y hacer una visita a nuestros amigos de Andoain cerraron un bello día de monte.


PD: Quienes repetirán este sábado nuestra excursión con su pequeña, si el tiempo lo permite (que va a ser que no).






13 comentarios:

Iñaki Munain dijo...

Otro paraíso cercano, sí señor.

Roberto Gómez dijo...

Pues va a ser que no. Será día de peli, palomitas y manualidades.
Y quizás de chocolate con churros, que he visto al churrero por las fiestas de San Pedro.

Sergio dijo...

Poco a poco los vamos redescubriendo, Iñaki.
Rober, ya ves el día que hace hoy domingo. Como para fiarse.

IMANOL dijo...

Mulisko Gaina, es el nombre del cementerio... con buenas vistas por cierto.

Jonathan dijo...

No sé yo... creo que me suena de algo el sitio... ;)

Anónimo dijo...

Kaixo. Más o menos donde empieza una subida al Onddi, en una zona de sidrerías de Hernani junto al Urumea (incluyendo la de los hermanos pelotaris Olaizola), hay una casa con una bandera dibujada a mano que parece ser la carlista. ¿Alguien sabe algo? Eskerrak

Anónimo dijo...

Hola

Cuando me fijo en el Onddi desde no muy lejos me suele llamar la atención un cuadrado blanco que se ve desde la zona de Hernani, más o menos debajo de la cima, unas decenas de metros (tal vez 100 o más) más abajo. Se intuye en http://www.panoramio.com/photo/46717569 . ¿Qué será? ¿Una borda o txabola? ¿Un refugio? ¿Un puesto de caza? ¿Una señal? ...

¿Alguien lo sabe?

Gracias

Anónimo dijo...

Es un cartelón enorme, como para poner publicidad, completamente surrealista, y no he sabido aún la cause de semejante aberración. Se pasa cerca en la subida desde la sidrería Olaizola.

Iñaki M.

Anónimo dijo...

Gracias

Eso me parecía a mí también, pero no me cuadraba que pusieran un panel publicitario ahí. ¿Qué pondrián?: "Cartuchos Antón, para cazar palomas a mogollón" :-)

Gero arte

Anónimo dijo...

"
En la página de Mendikat http://www.mendikat.net/monte.php?numero=623 pone la siguiente información respecto al panel blanco:
"Otro acceso posible es desde Hernani ( 40 m ) por la vertiente Norte de la montaña. Por el barrio de Karabel ( 8 m ) nos dirigiremos hacia los caseríos Bertoluenea y Pardiola ( 150 m ) para ganar el collado de Kortiko zabala ( 197 m ). Desde aquí podemos ir al collado Mulisko ( 377 m ) para ganar la cima por la cresta S.E., o bien, subir directamente hacia un panel blanco usado para la navegación aérea visual, no lejos de la cumbre. "

Queda entonces aclarado este tema de que se trata de un panel grande para que pueda verse desde los aviones cuando vuelan en modo visual. Asi que es una referencia para la navegación aérea visual.
"

Gracias a Kasi: http://kasisks.blogspot.com/2011/03/monte-onyi-desde-besabi.html?showComment=1409953011317#c2548031191105243528

----------
Yo pasé el otro día por la zona y no lo ví. Bueno, pegaba mucho el sol ...

Anónimo dijo...

¡Ay va! Pues misterio solucionado, muchas gracias.
El otro día subí por esa vía con Kasi y allí sigue, el cartelón.

Saludos,
Iñaki M.

Anónimo dijo...

De nada. Ya decía yo ... Por cierto ...

El otro día estuve buscando el mojón de Mugarriluze, pero tampoco lo ví, aunque sí que ví alguna piedra grande tirada o tumbada que podría ser. Yo diría que se ha caído. Saludos

Sale en:
http://www.senderismoeuskadi.net/archivos/descargas/HIU-3-Oindiri-bira-2_2012_10_22_09_41_21.pdf
http://www.hernaniturismoa.com/cas/conoce/conoce-la-naturaleza/recorridos/hiu3-oindira-bira

Anónimo dijo...

Hace un par de días pasé por esa zona y, por fin, dí con el mojón de Mugarriluze. Como dije el PDF enlazado está pegado a la valla que coincide con la muga entre Hernani y Urnieta. Está unos metros maś abajo del escalón de madera para pasar por encima de la valla. También ví el cuadrado blanco para los vehículos voladores.