www.flickr.com

martes, 11 de diciembre de 2012

Saber renunciar.

El jueves subimos al teleférico de Fuente Dé con la intención de llegar hasta el collado de Los Horcados Rojos. Arriba, la nieve era profunda y blanda. La primera renuncia, la de los niños, que se quedaron con Nieves jugando en la estación del teleférico. La segunda, la de Adolfo, en la Horcadina de Covarrobres. Optó por volver sobre sus pasos, cediendo sus raquetas para que Rafa y yo continuáramos sin hundirnos; Ainhoa no parecía necesitarlas (al menos no tanto como nosotros). La tercera, la de los tres que quedábamos, en un lugar sin nombre donde, a la vista de la Cabaña Verónica y apoyados en una roca, disfrutamos del paisaje, la compañía y un termo de chocolate caliente. Ya de vuelta, comprobamos que la ruta del día siguiente, los Puertos de Áliva, no iba a ser posible. La cuarta renuncia del día.

El viernes planteamos una alternativa suave. Subir con los coches hasta el Portillón de Boquejón y descender hasta Mogrovejo. No pudo ser exactamente así. La nieve nos hizo dejar los coches mucho más abajo y el paseo se transformó en caminata (Distancia 12 km-Ascenso 470 m.-Descenso 890 m.). A mitad de camino, la niebla cerrada; la huella, borrada. Pospusimos la renuncia gracias al GPS y nos dimos quince minutos antes de tomar una decisión. Retomamos la huella antes de pasado el plazo; guardamos la renuncia en el bolsillo.




El sábado, buscamos, buscamos, buscamos, alquilamos raquetas, y nos dirigimos al Coriscao. El puerto de San Glorio fue el aparcamiento obligado dos kilómetros antes de lo previsto. Comenzamos a andar tarde. Tras algún paso delicado nos situamos a las tres cerca del pie de la montaña. Quedaban dos horas de luz. Renunciamos una vez más.

PD: Renunciar es elegir.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Jo, tampoco hacía falta contarlo todo...

Ander dijo...

¡Los Fanjules no retroceden! ¡Dan media vuelta y siguen avanzando!

Iñaki Munain dijo...

Hay un dicho muy güeno: "Primero volver vivos, luego volver amigos, luego volver con la cumbre. No cambiar el orden".

Sergio dijo...

Querido anónimo, esto no es mas que la punta del iceberg.
Ander, y llevan brújula y altímetro por si acaso.
Iñaki, muy bueno (aunque no había cumbre).