www.flickr.com

sábado, 27 de octubre de 2012

Rallyes clásicos.

Hoy, entre la lluvia, un rugido característico resuena por la carretera de Arriondas a Ribadesella. Un rugido que me trae recuerdos de Imanol, pero no en su faceta gastronómica sino en su gusto por los coches. Salimos protegidos por el paraguas; yo, pertrechado con la cámara. Curiosos, vemos cómo los participantes de la VI Edición del rallye Pre-68 Murua revolucionan su motor al comienzo de la recta, sueltan gas y aceleran todo lo que les da su corazón clásico. Es una competición de regularidad, así que tampoco mantienen mucho tiempo el pie en el pedal, pero sí lo suficiente como para levantar gritos infantiles correspondidos con toques de claxon.



PD: Y unas castañas asadas en la chimenea redondeando un día pasado por agua.

No hay comentarios: