www.flickr.com

martes, 2 de octubre de 2012

Ofertas culinarias.

No sé si es una oferta no apta para vampiros o es carísima y te la clavan. Ahora bien, esa madre brincando de alegría por la vuelta al cole de sus hijos...



PD: El ensartamiento vampírico es erróneo, tendría que haber sido en el lado izquierdo.
PD2: Nosotros no compramos, por si las galletas llevan ajo.

3 comentarios:

Roberto Gómez dijo...

Pues es un vampiro un poco extraño,¡el salpicón de sangre es naranja!

eresfea dijo...

Está contenta porque no le han acertado en el corazón. ¡Vuelve, Van Helsing!

Sergio dijo...

Rober, la sangre roja está muy sobrevalorada. Hay todo un mundo de colores esperando a recorrer tus venas. Revisa tu colesterol.
Eresfea, ¿Será consecuencia de la reforma educativa?