www.flickr.com

martes, 4 de septiembre de 2012

Dos caminan juntos.

Hoy, Aimar ha comenzado sus clases de Judo. Por la mañana, recién levantado, ya quiso vestirse el judogi, pero su hermano le tranquilizó. En un alarde matemático le dijo:

 _Tranquilo, Aimar, que aún quedan nueve horas y cincuenta minutos.

 Y diez horas menos diez minutos después, le acompañábamos a su primer paseo por el camino de la suavidad.


PD: Y no camina solo.

2 comentarios:

mòmo dijo...

Butch Fanjuly and the Sanse Kid, dos chicos y un destino.

Sergio dijo...

Tati tita tita tita ti, ta ti tita tita tita ti ta ti ta ti, ti tati tati ti...