www.flickr.com

martes, 21 de agosto de 2012

Visitas veraniegas.

El miércoles, quince de agosto, recibimos la visita de nuestros amigos Adolfo, Ainhoa y Rafa. Llevábamos un tiempo planeandola, con lo que el día nublado no nos importó demasiado y nos acercamos hasta la playa. En el camino chispeó ligeramente pero, al fin y al cabo, nos íbamos a meter en el agua, con lo que lo de mojarse estaba asumido.

 Hacía unos días que había sido el "desembarco pirata", fiesta organizada por la juventud donostiarra (entendida "juventud" en su amplio margen de edades). El evento consiste en ir desde el muelle hasta la playa en cualquier engendro flotante y, si se puede, mojar a los de al lado. Los artefactos están construidos con todo menos con maderas nobles, y se retiran al terminar la invasión. Bueno, casi todos. La marea trajo de vuelta un remo artesanal que nadie recogió. Quizás por las dudas, no fuera a ser algún tipo de obra abstracta de gran valor y un profundo significado oculto. ¿Tal vez la representación física de la expresión: "Vete a barrer la playa"?


Terminamos la tarde visitando las ferias y ganando un premio con "los camellitos corredores".

PD: Un balón de rugby, a más señas.

No hay comentarios: