www.flickr.com

lunes, 13 de agosto de 2012

La importancia del agua.

Llegaba el día. La lluvia de estrellas de las Perséidas nos traía a la memoria la hermosa experiencia del año pasado, y ansiábamos repetir. Las altas temperaturas de los días anteriores nos preocupaban y temíamos por el abastecimiento de agua. La web, los mapas y los libros no son buenos consejeros en cuanto al estado actual de las fuentes, así que consultamos con nuestro guía preferido, quien había estado hacía poco por la zona. La cita se concretó en el lugar de costumbre.

Y allí estaban, Josean, Ángel e Imanol, con su hermano y sobrinos; experimentados montañeros con quienes hemos compartido camino en otros momentos. Expuse nuestros planes y recibí interesantes recomendaciones. Era nuestra intención volver a dormir al mismo lugar del año pasado, pero esta vez haciendo alguna cumbre. ¿Sería suficiente llenar las cantimploras en Igaratza para pasar el resto del día y la noche? Mis mapas aparecían tachonados con fuentes que Josean ninguneó con decoro.

_Pardeluts- dijo. En Pardeluts tenéis agua. Es una fuente-abrevadero y desde allí tenéis una subida directa a Ganbo, Ganbo-txiki y Pardarri. No hay pérdida, el camino pasa por unas bordas con unos perros que os ladrarán, pero no os preocupéis porque están atados. También tenéis unas bonitas campas cerca para dormir, y una excursión mañanera hasta Aldaon con vistas impresionantes. De vuelta, si queréis variar, hay una preciosa ruta  que pasa por un bosque y termina en Guardetxe.
_Gracias, pero creo que intentaremos buscar el sitio del año pasado- contesté. Aunque la ruta que dices me parece muy buena idea. Ya iremos viendo. ¿Hay mucha distancia hasta la cumbre?
_Bueno, no, pero hay algo de pendiente.

Y acompañó sus palabras con un gesto de la mano que recordé con claridad cuarenta y cuatro horas después.

PD: También hubo, durante la conversación, otro montón de recomendaciones para llegar al mismo sitio que será necesario ir realizando poco a poco.
PD2: Gracias, Josean.

No hay comentarios: