www.flickr.com

domingo, 24 de junio de 2012

Noche de San Juan.

Con las hogueras de San Juan, dan comienzo las vacaciones de verano. También dan inicio al invierno, aunque algo más lejos de aquí; nos acordamos de nuestra amiga, Liège.

Como ya es costumbre (dos años es suficiente para crear una nueva), salimos de casa pasadas las diez y media. Es un poco más tarde de lo habitual (cosas del fútbol), y la heladería está cerrada. No pasa nada, lo posponemos hasta mañana, pero las hogueras siguen ardiendo en la playa y continuamos.



Paseamos por la Zurriola camino a Sagüés. El espectáculo se repite año tras año, aunque con distintos protagonistas; bueno, tal vez haya algún repetidor arrepentido por la quema del año pasado. Las hogueras en la playa son más o menos grandes según el número de amigos para siempre que se agolpan a su alrededor. Hay hogueras con cuatro amigas que casi no les alumbran el rostro, y otras con llamas tan altas que no dejan ver quién hay detrás.

Ya en Sagüés, nos acercamos a la hoguera principal. Esta mañana, Asier y yo, la hemos visto montar mientras dábamos un paseo en bici. Ahora arde y la miramos extasiados, hasta que cambia el viento. Nos alejamos unos metros del humo y nos centramos en las pequeñas. Los niños hacen hogueritas junto a sus padres. Son muy pequeñas. Los municipales no dejan que sean mayores porque podrían estropear la pista de patinaje sobre la que estamos. Algunos niños saltan por encima de los rescoldos y siento que Asier se pone nervioso.

_Aita, ¿puedo?- pregunta.

Sabiendo que no hay peligro pero que, muy probablemente, algún día me arrepentiré y será una hoguera de verdad, le doy permiso.

El peligro de las hogueras no está tanto en saltarlas como en chocarse en pleno vuelo con otra persona y caer dentro; los turnos nunca están claros. Asier espera el suyo y pega un brinco sobre las brasas. Aimar llora porque a él no le dejamos. Todavía hay un grado para estas cosas. Al fin y al cabo, su hermano ha esperado ocho años.

PD: Tranquilos, brasas y rescoldos significan lo mismo para mí que para vosotros. La foto es un montaje.
PD2: Pero tiene estilo, el chaval.

2 comentarios:

eresfea dijo...

Vaya, vaya... Veo que ha entrenado con Miyagi.

Sergio dijo...

Muchas gracias, Josean San.