www.flickr.com

jueves, 14 de junio de 2012

El descanso del guerrero.

El viernes pasado, Asier vuelve del paseo con algo de fiebre. Son sólo unas décimas, pero el sábado es la competición anual de Judo. Hablo con Nieves:

_Con fiebre no va. A ver cómo pasa la noche.

Comienza el tratamiento:
_20:00   37,3ºC    X ml Apiretal.
_22:00   37,1ºC
_00:00   37,3ºC
_02:00   37,5ºC   X ml Apiretal.
_06:00   37,1ºC
_08:00   37,3ºC   X ml Apiretal.
_10:30   36,7ºC

_11:45 Salimos hacia Anoeta.

Asier quería venir a toda costa, y se le ve bien. De hecho, entra corriendo en el dojo. Creo que algo más corre por sus venas, y no es apiretal.

 Empieza el calentamiento. Corren hacia delante, hacia atrás, de un lado, del otro, dan volteretas, hacen pequeños randori,...

Los sensei organizan los grupos y comienzan los kumite.


Tres combates después, con resultado dispar, termina el torneo.

Asier sale del vestuario. La medalla de plata refleja su amplia sonrisa. En su mano, una bolsa de txutxes (detalle del Judo Club) que comparte con su hermano. De vuelta, sentados en el autobús, veo que, poco a poco, sus ojos comienzan a brillar. El apiretal hace tiempo que dejó de hacer efecto, ahora es la adrenalina la que va desapareciendo.

Llegamos a casa, tomamos la temperatura: 38,1ºC.

Comienza el descanso del guerrero.

PD: Este no es un blog médico. Las dosis de apiretal dependen del peso del niño y otros factores. Por favor, consulta la posología en tu prospecto.

No hay comentarios: