www.flickr.com

jueves, 22 de marzo de 2012

El día repleto.

Diecinueve de marzo, hoy es laborable y lectivo, así que no hay carreras por el pasillo, ni cuentos entre las sábanas. Mientras salgo por la puerta, ellos se desperezan y se acercan a despedirme.

_Agur, Aita.- dice Aimar.
_Felicidades, Aita.- dice Asier.
_Agur, chicos, que lo paséis bien.
_Agur, Aita- replica Asier. Luego ven pronto, que tendrás una sorpresa.

Y me voy, con la sonrisa llenándome la cara y el corazón henchido de orgullo. Luego, a la vuelta, se me llenará el rostro de besos, el cuello de abrazos y el armario de regalos.


PD: Y, curioso, aun lleno, quiero más.

No hay comentarios: