www.flickr.com

domingo, 26 de febrero de 2012

Cena del reino oculto.

El viernes, veinticinco de febrero, siete grandes personas (gran corazón, gran espíritu, gran buche), acudieron a las catacumbas de cierta sociedad convocados por un allegado de EGR. El objeto de la cita, una cata del reino oculto.


Las personas, Asun, Pilar, Ángel, Imanol, Patxi, Josean y yo mismo; las catadas, setas de cardo, pies azules con patatas y senderuelas en revuelto de postura difícil.


Senderuelas con huevo dentro


Las setas nos hicieron sentir el cielo; el del paladar y el otro. No se puede describir la potencia del sabor de una seta de cardo, ni el perfecto complemento de la patata y los pies azules en un guiso, ni la intensa diferencia entre el gusto de una senderuela fresca en revuelto y una rehidratada con pasta. Podría intentarlo, pero sería inútil.

Más fácil sería hablar de las cervezas belgas, Val Dieu, que complementaron el evento, aunque su localización geográfica exacta fuera esquiva a los expertos.

Quedaba el broche de la velada, un fino mascarpone increíblemente conjuntado por Imanol. Todo un estallido de placer (y cinturón) en recipiente de cristal de dos litros.



Como siempre, la grata compañía fue lo mejor de la noche.

PD: El recipiente de dos litros se quedó en la cocina. El de la foto es uno pequeño, individual y rellenable.
PD2: Ni vegetarianos, ni carnívoros. ¡Vivan los seteros!

6 comentarios:

Ander Izagirre dijo...

Malditos.

Sergio dijo...

Ander, no creas, te echamos de menos. No veas qué difícil es dividir entre siete.

Leire dijo...

Pufff..., ¡estoy babeando sobre el teclado! :P

leitzaran dijo...

¡Qué envidia! A ver si la próxima...

eresfea dijo...

Del Reyno eran las senderuelas y las setas de cardo; los pieazules, guipuzcoanos.
Leizarán, las próxima contigo.

Sergio dijo...

Leire, no sabes cómo te entiendo.
Leitzaran, la próxima, en tu sociedad y convocada como blogafari será éxito de convocatoria. Seguro.
eresfea, pero súbditas del reino Fungi, al fin y al cabo.