www.flickr.com

jueves, 17 de noviembre de 2011

Ejercicio de imaginación.

Supongamos un niño de ocho años, recién cumplidos, que cursa tercero de primaria. Supongamos también que el chaval lleva yendo al monte con sus padres antes incluso de tener uso de razón. Y ya puestos a suponer, supongamos, por fin, que ha plantado por aquellos montes alguna que otra bellota de roble, amén de haber sembrado, recolectado, cogido, arrancado, comido, más de una, y más de dos, plantas, castañas, ramas, flores y cerezas.

Con estos supuestos, hagamos un ejercicio de imaginación. Pongamos al chico frente a la siguiente pregunta de examen:

_¿Cómo se extienden las plantas por el campo? (ordena)

a.- Las semillas echan raíces y crece una planta.
b.- Las semillas caen al suelo.
c.- Las flores producen semillas.
d.- De la planta salen flores.

Aplicando sus conocimientos, responde a la misma de la siguiente manera:

1.- Las semillas caen al suelo.
2.- Las semillas echan raíces y crece una planta.
3.- De la planta salen flores.
4.- Las flores producen semillas.

Sigamos imaginando que, cuando lleva el examen a casa, el niño está desconsolado; la respuesta está mal. La profesora ha ordenado las respuestas de la siguiente manera:

1.- De la planta salen flores.
2.- Las flores producen semillas.
3.- Las semillas caen al suelo.
4.- Las semillas echan raíces y crece una planta.

Digamos que el padre repasa la pregunta y la respuesta. En realidad, no está redactada en su idioma materno y teme confundirse. Pero, no, la respuesta es correcta.

Imaginemos que el padre dice a su hijo que se lo haga saber a la profesora; tal vez se ha equivocado. Si le pregunta, que le comente que la vida es un ciclo continuo y sin fin.

Pongamos que el niño vuelve del colegio e, interpelado por el padre sobre cómo le ha ido, le responde que se lo ha dicho a la maestra y que ésta le ha contestado que lo tiene mal. El padre pide explicaciones y recibe la siguiente respuesta:

"La andereño me ha dicho que está mal porque no lo he puesto en el orden en el que lo vimos en clase".

Y ya está.

Sé que ha sido difícil seguir el hilo, pero he pensado que era más fácil imaginarlo que creerlo.

PD: ¡Desde que las fanerógamas dominan el mundo de las plantas vasculares, el ciclo de la vida ha seguido intacto por los siglos de los siglos!

5 comentarios:

leitzaran dijo...

¡Ah, los ciclos! Que una andereño no los entienda...

Off-topic: inolvidable "Ciclos Lupefe".

eresfea dijo...

Doloroso. Profesores más preocupados de la plantilla que de la realidad. Ay, ay...

Sergio dijo...

Qué se puede pedir si para estudiar la naturaleza, se abre un libro y se cierran las persianas para que los niños no se despisten.

IMANOL dijo...

Es que la naturaleza, jodida ella, despista

Tia madrina dijo...

Sabe acaso como se fecunda un hijo....?????? que lea a Mafalda!!!!