www.flickr.com

lunes, 3 de octubre de 2011

Evolución de las cenas vegetarianas.

El viernes, en la sociedad de Iñaki, celebramos una cena vegetariana encubierta. Julen, María, Ricardo, Rosa, Ángel, Iñaki, Belén, Patxi, Imanol, Jesus, Josean y yo mismo, acudíamos a un evento titulado: "Costillada". O al menos así estaban nombrados los múltiples correos intercambiados días antes para concretar fecha, hora y lugar (incluido mapa detallado).

Comenzamos con un revuelto de champiñones, recogidos en algún lugar indefinido de la geografía vasco-navarra.



Entretanto, unas guindillas de la suerte, salieron a escena. Fue Imanol quien las trajo, bajo la promesa/amenaza de estar mezcladas, dulces y picantes; y así fue. Mientras los demás parecíamos salidos del estreno de "Qué bello es vivir", él iba escogiendo, con gran maestría o suerte, las únicas que no picaban. Al final, tras, según él, no tocarle ninguna picante, quedó encargado de comprar lotería para todos, mientras una vena luchaba por no reventar en su frente.

Siguiendo la línea vegetariana, continuamos con unos pimientos, rojos y verdes, de gran aceptación entre los presentes. Los pimientos dieron paso a un par de ensaladeras llenas de lechuga low cost, conseguida asimismo por Imanol (gracias, Imanol; gracias, casero desconocido).



Todo hacía pensar nuevamente en una cena vegetariana típica, sabrosa pero insulsa. El famoso quieroynopuedo que caracteriza a ese tipo de experiencias. Todos hablamos muy bien de ellas pero, en el fondo, son hechos aislados en nuestro devenir culinario. Sin embargo esta vez, la verdura subió un escalón más en el mundo de la gastronomía. La evolución lógica del puerro, la zanahoria y la coliflor; la unión natural del nabo, el maíz y la escarola; la quintaesencia de la verdura: La costillada de cerdo (blanco e ibérico).



Una tarta de flores, dio por finiquitada la cena, pasando los comensales a debatir sobre lo humano y lo divino.



PD: ¿Qué es más importante? Un café recién molido o un fregadero limpio.
PD2: Se plantea un debate a dos bandas entre Imanol e Iñaki, con Eduard Punset como moderador.

5 comentarios:

mòmo dijo...

Estas no son horas para leer y mirar cosas así... Eres muy cruel...

Sergio dijo...

Lo siento, mòmo, pero en el mundo vegetariano hay que aceptar la cruda realidad.

mòmo dijo...

¿Cruda? La lechuga, como mucho, y aun así...

eresfea dijo...

¡Qué bello es vivir...! Me he reído en medio de una casa de cultura (donde me he conectado a internet). Gracias.

IMANOL dijo...

El café recién molido, por supesto, que de la fregadera atascada no bebo!