www.flickr.com

domingo, 25 de septiembre de 2011

Los años dorados.

Siempre hay en cada generación, unos años dorados. Unos años en los que la juventud marca para siempre nuestros mejores recuerdos. Una época que se convertirá, con el tiempo, en el azote de hijos y nietos y que, presumiblemente, atraerá la mirada condescendiente de las enfermeras de los asilos dentro de unos años. Para nosotros, son nuestros años ochenta.

El viernes, se organizaba en el Doka, "We back again!!!". Un concierto en el que tres bandas de rock donostiarras de aquellos días, volvían a reunirse para tocar, disfrutar y que disfrutáramos.



La vieja escuela, La apuesta y Squadron Club, lucharon en su día por abrirse un hueco en el mundo de la música. Y perdieron. No fueron los únicos. Muchas bandas lo intentaron con suerte dispar. Quizás Squadron Club fue quien más cerca se quedó de conseguirlo. Como dice mi amigo Juan, voz y guitarra del grupo:

_Por lo menos no me haré dentro de unos años "La pregunta":

"¿Y si lo hubiera intentado?".



El concierto fue magnífico; el sonido, la puesta en escena, .... Al escuchar las canciones, no puede uno menos que preguntarse por qué unos triunfan y otros se quedan por el camino.

Fueron unas pocas horas pero, al pensar en ello, me di cuenta de una cosa: Seremos unos abuelos muy marchosos.

PD: Aun cuando esa expresión haya sido total y completamente erradicada del diccionario del Rock.

No hay comentarios: