www.flickr.com

viernes, 26 de agosto de 2011

Dos de dos.

Días de lluvia, días de cine. Estas últimas semanas, pudimos disfrutar de las segundas partes de dos grandes éxitos; a saber, Cars 2 y Kung Fu Panda 2.

Es curioso comprobar que, desde Rocky y La guerra de las Galaxias, las siguientes películas de las sagas, ya no llevan numeración romana. Quizás fuera un buen momento para enseñarla a los niños. Aunque para llegar al V o al X, haría falta un montón de años, y los chavales no van a ese tipo de cine hasta esas edades.

No creo que te vaya a chafar la sorpresa, pero quizás quieras dejar de leer ahora.

En fin, sigamos.

Cars 2, se erige como baluarte de los débiles y ninguneados. El verdadero protagonista es, ni más ni menos, que Mate. La vieja grúa (¿el viejo grúa?) de la primera parte, y amigo de Rayo Mc Queen, lleva todo el peso de la película. Al estilo de los grandes secundarios de Hollywood, supera a la estrella principal para demostrar que no hay papel pequeño. La historia es consistente y no tiene nada que ver con la anterior. Y quizás eso sea el único "pero". Así como en la primera, la amistad, el afán de superación, la generosidad y la humildad, eran el trasfondo moral de la historia, en ésta, todo es pura diversión. A los niños no les importará pero, para los padres, se echan en falta esos detalles. En definitiva, así como Cars puede estar, junto con UP, dentro de las memorables de dibujos animados, Cars 2, quedará como la gran película de entretenimiento que es. No te aburrirás, pero no la volverás a ver (eso tú, porque yo, con lo que tengo en casa...).

Kung Fu Panda 2, es la gran contrincante animada de la anterior para este verano; aunque intentaré no compararlas.

KFP2 (ahora se escriben así las cosas largas), tiene un montón de golpes de humor; tanto para chicos como para grandes. Parte de la maduración de Po, el Panda protagonista, que se entera (no se da cuenta, sino que se entera), de que es adoptado. Su padre, un ganso cocinero, no es su verdadero padre y sale en busca de sus orígenes.

En KFP2, la temática es nueva pero la formación del Panda mantiene la continuidad con la anterior. Como en las mejores películas de artes marciales, el alumno terminará por superar al maestro.

Acción de trepidación media, grandes peleas y ese trasfondo que antes mencioné, convierten a KFP2 en mi vencedora de este año.

Un último detalle. En las dos hay muertos y se mata. En Cars, a pequeña escala y como acción violenta del malvado de turno, y en KFP2, como un auténtico genocidio del pueblo Panda. Ojo a las preguntas de los niños y a los paralelismos con el mundo real. Aunque siempre hubo muertos, y se mató, en las películas infantiles, quizás nos estemos pasando.

PD: En casa, la elección está dividida. Aimar, digno poseedor (y destrozador) de decenas de coches, opta por Cars 2; Asier, cinturón amarillo de judo, prefiere KFP2.
PD2: Y una vez más, los protagonistas viajan. En Cars, por todo el mundo; en KFP2, a China. Gran envidia.
PD3: Kung Fu Panda fue la primera película de dibujos que fui a ver con Asier. Cómo vuela el tiempo.

1 comentario:

iK dijo...

Ya... eso me pareció al leer las críticas sobre Cars 2. Pero es que ¡me encanta James Bond!
No se lo digas a nadie, pero el otro día las caras de G-Sinde y de Teddy Bautista me miraban desde la cabecera de una web mientras me bajaba Cars 2, que como todo el mundo sabe, es de obligado visionado. Muy cutre, sí. No la hemos visto. O sea que ahora en casa hay alguien que me pregunta día tras día cuándo se va a poder comprar el DVD. Pues a ver.