www.flickr.com

lunes, 4 de julio de 2011

¡Impugnación!

Noticias pasadas de actualidad. 01.07.11

Varios políticos anhelan impugnar la decisión del jurado que otorgó a Donostia-San Sebastián, la capitalidad de la cultura para el 2016 (junto a Worclaw). He aquí unos detalles que, hemos sabido, pretenden utilizar para dar peso a su alegato.

Desapego al arte de las letras.
Pocos días antes del nombramiento, los donostiarras celebraron con gran alharaca la quema de libros en grandes hogueras. Lo hicieron con el agravante de nocturnidad, demostrando su claro talante bárbaro (incluso algunos saltaban por encima de las llamas). Hay pruebas gráficas en diversos medios.



Sacan el ejército a la calle.
Los donostiarras celebran con gran júbilo su santo patrón, sacando el ejército a la calle. La ciudadanía contempla en silencio el espectáculo y no se oye un murmullo al paso de las compañías.



Desarrollo urbano incontrolado.
La ciudad crece y se construye como a cada uno le da a entender. Un gran almacén de herramientas, construido por una especie de lamas de uralita, se yergue en primera línea de playa, con el beneplácito del consistorio municipal.


Como es palpable, han sido empleadas imágenes de este blog para ilustrar las impugnaciones, alegando que, al proceder de un donostiarra de pro, dan más peso a sus argumentos.


No es mi intención criticar a las ciudades mal-perdedoras, más si cabe porque, aun eligiéndolos, no son totalmente responsables de los políticos que les representan. Únicamente diré que la mezquina de Córdoba (ejem, perdón, mezquita), no vale por si sola para conseguir la capitalidad. Respecto a Zaragoza, el Pilar tampoco es suficiente. En nuestra ciudad abundan las paredes en escuadra, donde los chicos juegan a pelota y nunca han echado en falta ningún tipo de columna para sujetarlas.

PD: No es mi intención hacer de menos a los habitantes de las ciudades perdedoras pero, respecto a sus dirigentes: Chincha rabiña.

No hay comentarios: