www.flickr.com

jueves, 16 de junio de 2011

Eclipse de luna.

Desde hacía unos días, Asier y yo, hablábamos del eclipse de luna de ayer. Cogíamos pelotas grandes y pequeñas, linternas para suplir al Sol, las hacíamos girar... Lo comentó con sus compañeros del colegio y algunos no le creyeron.

_Bueno-le dije- pues el miércoles nos vamos tú y yo a verlo.
_¿A la calle?- preguntó.
_Sí, tú y yo; solos

El miércoles, amaneció nervioso.

_Cuando vuelvas del cole, cena pronto. ¿vale?

Y cuando volví, ya había cenado.

Nos pertrechamos de trípodes, prismáticos, cámara, objetivos,... y fuimos a una zona junto al río que tiene un horizonte sur-suroeste lo más libre posible; estaba nublado.

Sin embargo, un claro entre las nubes, nos hizo mantener las esperanzas.



Durante hora y media esperamos el milagro (o que Supermán soplara y despejara el cielo). Entretanto, la gente nos veía y se paraba a preguntar: "¿Por dónde sale el eclipse?", "¿habéis visto algo?". Asier respondía presto, indicando la dirección donde se encontraba la luna que no veíamos, y todos se iban, mirando sin ver nada, sonriendo.

Nos entretuvimos charlando, orientando los prismáticos hacia el Kursaal, discutiendo si lo mejor para salvarse de un tsunami era un ala delta o un paracaídas,... y de tanto en tanto, le dábamos un tiento a una barrita de chocolate; que uno ya es perro viejo en estas lides y sabe que no todo es óptica y estrellas.

Cerca de las once, el aire cambia y termina de nublarse. Despachamos el chocolate y volvemos a casa.

_¡Qué bien se está paseando por la noche!, ¿verdad, aita?
_Sí, hijo, es verdad.
_Es que hay tan poca gente y hay tanto silencio...


PD: Paciencia: sobrenombre de los aficionados a la Astronomía en la zona norte.
PD2: Con lo que le gusta la noche, lo que nos espera cuando crezca.

4 comentarios:

eresfea dijo...

Nada, nada, un paseo perfecto. Y en el 2017 o 2018, que no sé cuando es el siguiente eclipse de luna..., ¡a dar otra vueltica!

mòmo dijo...

Lo que le espera a él, cuando crezca y quiera salir a disfrutar de la noche "solitaria y silenciosa"... Aunque siempre puede coger los bártulos y buscar un sitio despejado para seguir mirando la luna.

tia madrina dijo...

Bendita inocencia!!! que se aficione a la noche en la montaña viendo las estrellas.

Sergio dijo...

eresfea, la paciencia es la madre de las telarañas. Algo haremos antes.
mòmo, pediremos consejo al anterior comentarista para encontrarlo.