www.flickr.com

jueves, 19 de mayo de 2011

STM.

Aprovechando el día de los museos o, más bien, con la excusa de, este miércoles realizamos nuestra primera visita al nuevo Museo de San Telmo.



Por fin tenemos en Donosti un museo "de verdad"; un museo que no sólo sirve para guarecerse una tarde de lluvia. Por tamaño y contenido, el museo de San Telmo, merece varias visitas.

Ayer, pasamos de puntillas por la exposición "Seis mil millones de otros" donde, en una serie de recintos, se ofrecen los testimonios de cientos de personas de diferentes razas, culturas y países, sobre los temas fundamentales de nuestra existencia. Familia, primeros recuerdos, miedos, el sentido de la vida,... preguntas comunes a todos, con respuestas sorprendentemente parecidas.

La similitud en las respuestas no conlleva que, por ejemplo, todos los recuerdos de la infancia sean hermosos y entrañables. A lo largo de los vídeos, comprobamos que en cualquier lado del planeta encontramos lo mejor y lo peor de nuestra especie. La esperanza, el desencanto, el afán de superación, están en las voces y miradas de los habitantes de Burkina Faso, Australia, Irán o Francia.

"Seis mil millones de otros", nos muestra que, por encima de culturas, economías y política, somos iguales; siempre lo fuimos; siempre lo seremos.

PD: Volveremos al museo.
PD2: Y todos los martes del año, día del gorrón.

1 comentario:

iK dijo...

Sí, apetece volver. Ahora ya no solo iremos al Artium, al Bellas Artes y al Gugg.