www.flickr.com

martes, 12 de abril de 2011

Yuri.

Hace hoy cincuenta años, que el Hombre viajó por primera vez al espacio exterior.


De siempre, el nombre de Yuri Gagarin, representa para mí, un tiempo de competición pura en la carrera espacial; una época romántica. Cierto que el trasfondo de la guerra fría lo movía todo, pero eso era algo que mi mente infantil no alcanzaba vislumbrar. Sólo veía que entre los rusos y los americanos había una noble pugna por ser los primeros.

El Sputnik, Laika y Yuri Gagarin, eran las bazas de la Unión Soviética; John Glenn, Neil Armstrong y el proyecto Apolo, las de los Estados Unidos.

Terminó la carrera con la llegada a la Luna, todo un golpe de efecto, que supuso el punto y final; pero había algo en aquel derroche de medios que me hacía ponerme de parte del más débil.

Siempre preferí el exótico Baikonur a Cabo Cañaneral (o Kennedy, según); la sencillez del Sputnik a la magnificencia del Apolo 11; y, sobre todo, donde esté un cosmonauta, que se quite un astronauta.

PD: ¡Poyejali!
PD2: La foto, de la wikipedia.
PD3: Y además había un chicle que se llamaba Cosmos y sabía a regaliz; mi favorito.

No hay comentarios: