www.flickr.com

domingo, 10 de abril de 2011

Nilo.

Los muchachos se van a la cama. Tras el cuento, toca la revisión de la mochila: almuerzo, pinturas,... La de Aimar abulta más de lo habitual. ¿Traerá el mantala para lavar? No, al abrir la cremallera, una cabeza enorme asoma rápidamente, cogiendo aire.


_¡Uf, qué agobio!- dice la cabeza. ¡Vaya, hola! ¿Qué miras?

La miro con ojos ojipláticos; no consigo articular palabra.

_¿Qué miras? - repite.
_No, nada- respondo. Me ha sorprendido, no me lo esperaba.
_¿Cómo te llamas? - pregunta. ¿Eres el padre de Aimar?
_Eh..., sí, me llamo Sergio, ¿y tú?
_Soy Nilo. Aimar ha sido hoy arduraduna y me he venido con él; a ver cómo me cuidáis.
_Bueno, te cuidaremos bien, aunque no sé como.
_El fin de semana, baño.- dice tajante.
_Bueno, hoy es jueves.
_¿Sabes lo que es un arduraduna? - me pregunta.

Lo dice ladeando la cabeza, aparentando no hacerme caso. Parece que la observación anterior le ha contrariado.

_Sí, claro, cuando le toca ser "encargado".
_No, es mucho más que eso. El arduraduna se pone el primero de la fila, reparte las pinturas y, sobre todo, se encarga de la campana.
_¿Toca la campana para salir de clase?
_Con todas sus fuerzas.
_¿Y tú qué pintas en todo esto?

La pregunta le ha cogido por sorpresa; por un momento, rehuye la mirada. De pronto, una chispa ilumina sus ojos:

_Yo soy el notario de los arduradunas. Quien cuida que lo hagan bien, que cumplan fielmente su cometido y que...

Parece dudar.

_¿Y que toquen la campana con todas sus fuerzas?- le ayudo.
_Sí, eso, con todas sus fuerzas

Meto el bocadillo y cierro la cremallera justo cuando Nieves se acerca.

_¿Con quien hablas?- me pregunta.
_Con Nilo.
_¿Con Nilo?- vuelve a preguntar.
_Sí - respondo. Aimar ha sido arduraduna.
_Ah, vale.

PD: Y nos tomamos un café.

No hay comentarios: