www.flickr.com

martes, 29 de marzo de 2011

Nomeolvides.

Vamos de excursión por Ulia; mañanera improvisada.


Mochila, cantimplora,...
_Aita.- dice Asier interrumpiendo mi lista mental.
_Dime, hijo.
_¿Puedo llevar el cuaderno y las pinturas?
_Sí, claro. ¿Qué cuaderno?
_Mi cuaderno de campo.
(obviamente)

Y lo metemos en su mochila.


Nos paramos en cualquier lugar; para Asier, todo es naturaleza. Junto al camino, unas flores y unas ortigas le llaman la atención.
_¿Podemos pintar aquí?

Y pintan.

Aimar imita a su hermano; y lo hace con fruición. Asier, concentrado en su tarea, de pronto para.
_Aita, ¿cómo se llaman esas flores?
_Son nomeolvides.
_¿Nomeolvides?- vuelve a preguntar. Qué nombre tan raro.
_Nemvides.- repite Aimar.
_Sí. ¿Sabéis por qué se llaman así?
_No, ¿nos lo cuentas?
_Y les cuento.


Hace mucho tiempo, cuando el Buen Dios terminó de hacer el Mundo, se dio cuenta de que no había puesto nombre a nada; ni a los montes, ni a los animales, ni a las plantas,... Así que se puso a ello.

Y a la roca la llamó roca;y al roble lo llamó roble;y al haya la llamó haya.... Pero había una flor muy pequeña, que tenía miedo de pasar desapercibida.

_No me olvides, no me olvides- gritaba desde el suelo.

Pero era tan pequeña que su voz casi no se oía.

_No me olvides.- repetía.

Pero el Señor seguía con su tarea sin darse cuenta de aquella flor diminuta.

Y al león lo llamó león; y al gorrión lo llamó gorrión; y a las ortigas las llamó ortigas; y a las rosas las llamó rosas...

Y cuando terminó, volvió la vista hacia la pequeña flor que, a sus pies, seguía repitiendo: "no me olvides, no me olvides". Se agachó con cuidado y, en voz baja, le dijo:

_No me he olvidado de ti y, para que nadie lo haga, te llamarás así: nomeolvides.


_Aita- pregunta Asier.
_Dime.
_La ama las llama azuletes.
_Pues vaya.

PD: Al menos así lo recuerdo cuando lo leí con ocho años en el colegio.
PD2: En el dibujo, ortigas y nomeolvides (o azuletes, según).

lunes, 28 de marzo de 2011

El recurso del torpe.

Nunca fui muy ducho en el arte del dibujo; quizás por eso haga fotografía.



Otros, sin embargo, no se dan por vencidos y mejoran día a día su técnica.


PD: Ambas imágenes están obtenidas a partir del original. Desde la antecima de Ulia.

lunes, 21 de marzo de 2011

Feliz año nuevo.

Equinoccio de primavera; comienza un nuevo año para la Naturaleza.


Feliz año nuevo a todos.

PD: Dicen que hoy duran lo mismo el día que la noche. Si eso es cierto, creo que no voy a pegar ojo, porque se me ha hecho de largo el lunes...

Vacío de poder.

Es característico de los regímenes totalitarios, que el grueso de su población sufra privaciones e incluso hambre. Todo se hace en pos de un bien común, que casi nunca es alcanzado. Así, dichos regímenes, se convierten en un ir y venir de nuevas ideas que no terminan de dar su fruto y se alargan en el tiempo hasta que algo los hace fracasar.

Sin embargo, hay veces que alguno consigue el objetivo previsto. Hay ciertos indicadores que así lo señalan, creándose lo que los analistas han dado en llamar: "Vacío de poder". Cumplido el fin por el que se instauró, es perentorio buscar nuevos horizontes, nuevos métodos, modificando costumbres y arengando a dicho grueso de la población para que mantenga su buena disposición. Son habituales los fastos para celebrarlo aunque, en realidad, todo continúe igual.

El viernes, a las 14:00, los indicadores de la báscula señalaron, sin lugar a duda, que el objetivo inicial de mi régimen se había cumplido.

Por la noche, Nieves y yo, llenamos el vacío de poder, sentando las bases y objetivos para un futuro próximo.


Fue en el lugar más bonito de Donosti.

PD: Premio para el que sepa dónde.
PD2: En el texto está la pista (más fácil para los euskaldunes donostiarras).

viernes, 18 de marzo de 2011

Amor fraternal.

Nieves va a recoger a Asier al colegio.

_Ama, antes ha venido una ambulancia al colegio.
_¿Por qué? ¿Qué ha pasado? (un niño se había caído, pero lo supimos luego)
_No sé. Ha ido donde Aimar.
_¿A infantil?
_Sí. Y he pensado en Aimar. Y me he preocupado.
_...
_Me he preocupado porque pensaba que le podía haber pasado algo.
_Pero...
_Sí, ya sé. Luego me he acordado de que estaba enfermo en casa.
_(MUAC, MUAC, MUAC, MUAC, MUAC, MUAC).

Llegan a casa, me lo cuentan y suscribo todo lo dicho por Nieves.

_(MUAC, MUAC, MUAC, MUAC, MUAC, MUAC).

PD: MUAC, MUAC, MUAC, MUAC, MUAC, MUAC.

martes, 15 de marzo de 2011

Gracias y hasta pronto.

Una vez más, y van ocho, el parque de bomberos de San Sebastián se transmutó en uno de juegos para celebrar su patrono, San Juan de Dios.

Asier tenía en mente la tirolina del año pasado pero, antes, no pudo menos que hacer todo el recorrido posible por cuerdas, muros, escaleras y pasarelas. Cada vez que llegaba arriba, tocaba la campana; y su tañido vibraba como la risa con la que se confundía.


Aimar, falto de valor o sobrado de prudencia, eligió el túnel. La gigantesca linterna de colores iluminaba el camino, aunque no hiciera falta. Realmente, más que un túnel, parecía una noria, de tantas vueltas que dio. Una, dos, tres, cuatro,...


Este es el último año que los bomberos celebran su patrón en el cuartel de la calle Easo. En breve, se trasladarán a sus nuevas instalaciones de Intxaurrondo. Bien por ellos.

PD: Les echaremos de menos.

jueves, 10 de marzo de 2011

Matemáticas.

_A ver, Aimar. Cuánto es uno más uno.
_Dos.
_Muy bien, ya sabes matemáticas.

PD: El resto, es ampliar conocimientos.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Iglesias precintadas.

Últimas noticias:

Cientos de iglesias de todo España, amanecieron hoy precintadas por la policía nacional, en aplicación de la ley anti-tabaco.

"Recibimos el aviso de que se iba a celebrar un miércoles de ceniza"- declaró el ministro del ramo. "Y no vamos a dejar pasar una"- apuntilló.

En el mismo orden de cosas, el ministro afirmó que, el año que viene, está previsto suspender el entierro de la sardina por contravenir claramente la normativa sobre salud y manipulación de desechos orgánicos.

Según fuentes oficiales, sería posible sustituirlo por una cremación, pero aún es pronto para decir nada.

PD: También se rumorea que se va a eliminar el jueves gordo, actual jueves con sobrepeso, por un jueves cardiosaludable.

domingo, 6 de marzo de 2011

El oso Yogui

Mucho antes de que supiéramos que existía el yoga, un oso de andares relajados se asomaba a nuestra televisión infantil. Eternamente hambriento y con acento sudamericano neutro, hacía la vida imposible al guarda del parque, ataviado con una elegante corbata y su sombrero stetson a juego.

El viernes, con toda la tecnología 3D a sus espaldas, el nuevo oso Yogui, volvió a Jellystone. Allí seguía su amigo, Bubu; el sufrido guarda Smith; los deliciosos emparedados,...



La historia, igual de sencilla que las de antaño, con un malo especulador (ayudante incauto incluido), una situación apurada que resolver, amistad y naturaleza.

El oso Yogui no atrae por los efectos tridimensionales, ni hay tantos, ni son la razón de ser de la película. Es una curiosa mezcla entre la novedad para los niños y la nostalgia para los adultos. Pero una nostalgia sin pena, porque una sonrisa acompaña de principio a fin los rostros de los que la ven; incluso varias carcajadas hacen de banda sonora cuando vuelan en la avioneta imposible o la canoa pilotada por Bubu se vuelve incontrolable (aunque ya sospecháramos que iba a suceder).

Para los que siempre quisimos saborear los emparedados de mantequilla de cacahuete o llevar nuestro almuerzo en una cesta de mimbre, es una buena oportunidad.

PD: Se me olvidada, ¡Eyeyeyyy!, ¡No dejen de verla!
PD: Para una diversión completa, mejor id acompañados de niños.

jueves, 3 de marzo de 2011

La crisis de las mandarinas.

El relato que sigue a continuación está basado en hechos reales con un grado de dramatización 3 (léase, Antena 3).


Ella entró en la habitación y encontró la puerta del armario sacada de sus goznes.
_¿Qué haces?- preguntó.
_Estoy mirándome en el espejo.-dijo él.
_¿Y por qué lo has desmontado?- volvió a preguntar ella con cara de no saber qué pasaba (algo totalmente cierto, por otro lado).
_Es que lo tengo que poner apaisado para verme entero.- respondió él con naturalidad.
_Se acabó. Mañana te pones a régimen.- dijo ella.

Y así fue, como no podía ser de otro modo.

Por la noche, cuando todos dormían, se despidió de sus compañeros hipercalóricos, cerró la tapa de la basura y se concienció para vivir en el mundo del no-sabor.

Pero no fue así. Poco a poco, descubrió gustos de los que había oído hablar. Incluso creía recordar haberlos conocido hacía tiempo, pero ya los tenía olvidados: la plancha, los alimentos hervidos,... Incluso rememoró pasajes bíblicos, como aquel de la división de los panes y los peces, pero no por la abundancia sino por los trozos.

Tres veces a la semana acudía al gimnasio y, durante una hora, levantaba pesos y los volvía a dejar en su sitio, andaba en bicicletas que no iban a ninguna parte y remaba sin mojarse. Todo aquello le parecía inútil, pero la recompensa era gratificante. Al terminar, él abría la bolsa que ella le preparaba. Un pequeño bocadillo de pan de molde, con abundante lechuga y una diminuta loncha de embutido de pavo, y dos mandarinas, daban sentido al hecho de tener dientes.

Sin embargo, con el paso de los días, la recompensa iba menguando. Al principio fueron los bordes del pan, eliminados con la excusa de la ternura. Más tarde, el grosor de la loncha, logrando casi la transparencia con la cuchilla recién afilada del charcutero. Pero el súmmum llegó con las mandarinas. Los primeros días, dos mandarinas bailaban en la bolsa pero, aquel día, una triste y solitaria esfera naranja rodaba de un lado a otro.

Entró en casa. Tranquilo. Decidido. Eso no podía ser.

_¿Qué pasa?-preguntó él sin rodeos.
_¿Qué pasa, con qué?-respondió ella.
_Qué pasa con las mandarinas.-dijo él.
_¿Qué pasa con las mandarinas?-dijo ella.
_¡Que pareces una hostelera donostiarra!
_¿Qué quieres decir?
_Que primero me dabas dos mandarinas y, hoy, sólo había una.
_Sí, pero es más grande.
_Pues eso, como los hosteleros donostiarras. Primero, dos, grandes, sabrosas. Luego, cada vez más pequeñas pero como son dos, no pasa nada. Y, por fin, el toque de gracia, en lugar de dos, una, con la excusa de ser más grande. Con el tiempo, esa grande será otra vez pequeña. Lo he visto demasiadas veces en los menús de la parte vieja.
_Mañana te pongo dos.

Y así terminó la crisis de las mandarinas.

PD: Y luego, se acabó la temporada de cítricos.


martes, 1 de marzo de 2011

Calendario Marzo.

Comienza Marzo. A finales, empezará la primavera pero, aún nos queda.



PD: En lugar de postdata, mejor me pongo los calcetines y la chaqueta.