www.flickr.com

lunes, 7 de febrero de 2011

Patines.

Cuando Asier aprendió a patinar, lo hizo con unos patines clásicos: dos ruedas delante y dos detrás. Son los que usan los jugadores de hockey (sobre patines, claro); estables, no muy veloces, pero de fácil maniobra.

Poco después, le regalamos la siguiente evolución: una rueda delante y dos detrás (separadas como el primero); es decir, en forma de triángulo. Menos maniobrables pero con la misma estabilidad; la velocidad era ligeramente mayor.

El domingo estrenó sus nuevos patines en línea. Cuatro ruedas, una detrás de otra. Veloces, muy veloces aunque no tan estables ni maniobrables.

¿Seguro?

La verdad es que el propio Asier se encontraba reticente a usarlos pero en cuanto se los até, se le pasaron todas las dudas.


A los cinco minutos, ya patinaba hacia atrás.

PD: Yo también tengo unos, pero...

2 comentarios:

eresfea dijo...

Cría hijos..., que te saldrán equilibristas.

Sergio dijo...

Ya tenemos nombre, "Los arañis".