www.flickr.com

domingo, 23 de enero de 2011

El escalador.

El niño se subía a todas partes. Trepaba a la cama, a la litera, al sofá. Se encaramaba a la mesa, al armario, a las baldas de la habitación.


Los padres estaban preocupados.

_Un día se va a caer y se va a hacer daño- decía la madre.
_Y encima no se quita esos calcetines- murmuraba el padre. ¡No sé cómo no se resbala!


Mientras tanto, el niño, buscaba otras cimas que conquistar.

PD: Por si las dudas, pinchad aquí.

No hay comentarios: