www.flickr.com

domingo, 23 de enero de 2011

El escalador.

El niño se subía a todas partes. Trepaba a la cama, a la litera, al sofá. Se encaramaba a la mesa, al armario, a las baldas de la habitación.


Los padres estaban preocupados.

_Un día se va a caer y se va a hacer daño- decía la madre.
_Y encima no se quita esos calcetines- murmuraba el padre. ¡No sé cómo no se resbala!


Mientras tanto, el niño, buscaba otras cimas que conquistar.

PD: Por si las dudas, pinchad aquí.

sábado, 22 de enero de 2011

Ola de frío.

¿Por qué últimamente hace tanto frío en Donosti?



Hombre, si se dejan la puerta abierta...

PD: Dicen que está atascada, pero que el técnico ya está avisado.
PD2: Por lo menos no es frío polar; tal vez de Stracciatella.

viernes, 21 de enero de 2011

Día "D+1".

Ayer fue 20 de enero, San Sebastián. Últimamente, mucha gente, que no es donostiarra, me ha preguntado por la fiesta. Voy a intentar reseñar las preguntas más habituales, y sus respuestas correspondientes, para que el asunto quede claro (que lo dudo).



_¿Cuánto dura la fiesta?
_Veinticuatro horas, de doce de la noche (izada de la bandera) a doce de la noche (arriada). El resto (antes y después), no es fiesta.

_¿Qué os pasa ese día?
_El día 20 de enero, un vórtice espacio-temporal, se sitúa sobre San Sebastián y divide el mundo en dos, los que son donostiarras y los que no. No es algo inusual en Euskadi, ya que, el resto del año, dicho vórtice suele situarse sobre Bilbao.

_¿De qué va?
_Vamos a ver. Hay que pasárselo bien y algunos tocan el tambor (ésta es la pregunta que más me sorprende. Es una fiesta, ¿no? Y lo del tambor es obvio).

_¿Por qué os molesta que vaya gente que no es de San Sebastián?
_Los que llegan atraídos por la juerga, dispuestos a beber todo lo que puedan y golpear una tabla con unos palos, pueden venir cualquier otro sábado. No se trata de eso.

_¿Por qué os disfrazáis de soldados (napoleónicos) o cocineros?
_No es un disfraz, es un uniforme. No nos disfrazamos, nos vestimos.

_¿Quién organiza todo?
_Sociedades gastronómicas, colegios, agrupaciones de padres, asociaciones de vecinos. Cualquiera que forme un grupo lo suficientemente grande puede organizar una tamborrada. El problema viene cuando se intenta buscar una hora y un recorrido libre. Alguien se encarga de que no se solapen; y no es fácil.

_¿Por qué tocáis tambores y barriles?
_Los pianos son muy pesados y los violines se rompen al golpearlos. Tambores y barriles aguantan perfectamente los envites de un varón de cien kilos con la euforia desatada; y no hay que afinarlos cada vez que se usan.

_Qué es más difícil tocar, ¿el tambor o el barril?
_Viendo la curvatura del abdomen de algunos y dónde queda escondido, pienso que el barril es más peligroso de tocar. Hay que tener mucha precisión para acertar donde no se ve en una superficie tan pequeña y cercana a una zona problemática. Por otro lado, el tambor pesa más.

_¿Qué os diferencia de otras celebraciones iguales que hay en Azpeitia y por ahí?
_Reconozco que he oído hablar de esas celebraciones en Azpeitia y por ahí, en los diarios del día 21. Pobrecitos, que se diviertan como quieran. Somos tolerantes.

PD: Sí, yo salgo de tambor.

domingo, 16 de enero de 2011

Verde que te quiero verde.

El viernes, recibo un correo incitante; una invitación a comer en un restaurante vegetariano. Inicialmente, pienso en guardar unos trozos de jamón en el bolsillo, pero luego caigo en la cuenta de que habrá pan; además, no está a más de quince minutos de casa (y de mi despensa). Otro punto a considerar es que cacheen a la gente al entrar.


Llego al lugar donde mis amigos me esperan. Están fuera, fumando. Es curioso el nuevo olor que llevas a casa al salir de los bares. Un mundo de angustia se cierne sobre los nuevos afectados por la discutida ley: los que están a régimen.

_¿Dónde has estado?
_Con los amigos, fumando.
_¡Pero qué dices! ¡Si vienes oliendo a tortilla de patata y revuelto de hongos que tira de espaldas!
_Que no, cariño, que eran los demás; yo no. Ya sabes lo que se pega el olor cuando estás junto a alguien que come.
_¡Calla, mentiroso! ¡A ver, échame el aliento! ¡Si eso no es cazuelita de champiñones ya me dirás qué es!

Lo dicho, una angustia.

Pero bueno, el caso es que entramos a cenar. La decoración es sencilla, las mesas son de madera. Me fijo mejor y mis peores augurios se confirman: las camareras están delgadas; es un vegetariano de verdad.




Nos sentamos a la mesa y ojeamos la carta.

_Mmmmm.- digo yo.
_¿Qué vais a pedir? - dice Rafa.
_Mmmm.- sigo diciendo. ¡Vaya! ¡Hay revuelto de hongos!
_Pero vamos a ver. Tú a que vienes aquí ¿a comer lo más parecido a una comida normal?
_Bueno, vale.- contesto. Lo que digáis. Me lanzo a la piscina.

La piscina resultó estar llena de croquetas de verduras; "algo" con patata, cebolla y salsa curry; queso brie con hongos; berenjenas con verdura (título algo redundante, por cierto); tallarines de arroz con verduras al wok (¡delicioso!); albóndigas de arroz; y cuscús. También estaba llena de agua (algo obvio) y vino ecológico.

El resultado final no pudo ser mejor y todos los platos estaban estupendos (salvo quizás el cuscús). Quién me iba a decir a mí que, en plena temporada de sidrerías, cuando la palabra del día es "¡Txotx!", conocería un mundo en verde y que, además, me iba a gustar.

PD: De todas formas, la siguiente será en Astigarraga, donde lo único verde son los pimientos y la ensalada (opcional).
PD2: O en Usurbil, que también.
PD3: La imagen representa dos momentos: el antes y el después. Lo dicho, todo delicioso.

sábado, 8 de enero de 2011

Internet, año -1.

Aunque parezca mentira, poco a poco se van conociendo detalles ocultos del mundo digital. Y es que, antes de internet, existía un mundo real en el que sucedían cosas muy similares a lo que hoy ocurre tras los teclados y pantallas.


Así, antes de los chat, existía algo que se daba en llamar "charlas entre amigos". Aún hoy, algunos lo practican y, de hecho, quedan para hacerlo. De igual manera, el correo electrónico tiene su origen en un tal correo postal. Estas navidades mismo, me han llegado varios e-mail en papel felicitándome las fiestas. Es curioso, sobre todo por el dibujito que pegan en la esquina superior derecha.

Pero lo que más me asombra es el precursor de la Wikipedia y del sistema operativo Linux. Ambos conceptos tienen un antecesor común que, en forma de libro, poblaba las estanterías de los habitantes infantiles del siglo XX.



PD: Nos llegó ayer desde allende el Nervión.

jueves, 6 de enero de 2011

Calendario enero.

Una vez más, pongo a vuestra disposición mi calendario de este año, con fotos sacadas en el 2010.



Si queréis la imagen el alta resolución, pulsad aquí. Está ideado para que la descarguéis e imprimáis en un tamaño de 11x13 y, así, poderla colocar en esos archivadores tipo CD que últimamente se ven como soporte (y que tan resultones quedan).

No sé si alguien lo hizo con el del año pasado; pero bueno.

PD: Y sí, ya hay algunos del año completo decorando mesas por ahí.
PD2: Si lo queréis, no tenéis mas que decírmelo.

miércoles, 5 de enero de 2011

Noche de reyes.

En la Biblia llevaban oro, incienso y mirra. En casa, les hemos dejado un vaso de leche fría para Melchor, por la acidez; otro de agua para Gaspar, para tomar esa pastillita de la tensión (pasados los cuarenta, no perdona); y una taza de café para Baltasar (con leche desnatada).



Amén de tres buenos trozos de pastel, un cubo de agua y el chusco de pan para dromedarios, camellos y elefantes.

Ha costado pero, ahora, los príncipes duermen; hoy es su noche.

PD: Y si ellos son los príncipes ¿quienes son los padres?