www.flickr.com

jueves, 23 de diciembre de 2010

Filemona.

Vino de Leitza, entre gran expectación. Durante toda la mañana, esperó un contrincante dentro de su cuadrilátero, pero nadie osó enfrentarse a ella.


De natural tranquilo, siempre quiso ser famosa entre los niños. Como esa amiga que tuvo en la granja y que ahora está en boca de todos; Mortadela.

PD: Tras la visita, retornó a su caserío natal, donde continúa engordando.
PD2: Que 300 kilos no es nada.

2 comentarios:

IMANOL dijo...

Ofelia era más gruesa.

Sergio dijo...

¡Ay, Ofelia, Ofelia!