www.flickr.com

martes, 14 de diciembre de 2010

En el valle de valles.

Este puente de diciembre, dirigimos nuestros pasos al "Valle de valles".


Llevábamos mucho tiempo queriendo ir; tantas veces habíamos pasado por él, rumbo a otros lugares...La nieve nos recibió cruzando la frontera. Un pueblo de merengue, una casa caliente, buenos amigos; cinco días para disfrutar de la montaña.

Recorrimos el plan de Beret, intentando evitar la mirada sobre la huella del hombre, pero nos fue imposible. Así, anduvimos el camino, esquivando motos de nieve y trineos tirados por perros paseando turistas de 10 a 5.


Nosotros, turistas también al fin y al cabo, realizamos una ruta no exenta de dificultades y peligros. Asier con su daga de hielo, nos puso a salvo de lobos y demás bestias. Bueno, ver lo que se dice ver, no las vimos pero, a buen seguro que poblaban los bosques cercanos.


Paseamos por pueblos preciosos, abarrotados de gente acelerada; ayudamos a todo-terrenos atrapados en el hielo por culpa de dueños inconscientes y desagradecidos; comprobamos que cinco troncos de leña cuestan, que no valen, cinco euros.


Celebramos un año más nuestra clásica competición de cenas temáticas, esta vez con "Provincia de España" como punto en común. Pisto conquense, conejo al ajillo, solomillo vizcaíno, canutillos rellenos de crema y fuegos artificiales valencianos, fueron los claros vencedores en las diferentes categorías.

Respecto a la montaña, lástima que los desniveles nos vetaran las rutas más apetecibles. Tal vez volvamos a intentarlo, cuando los montes sean más bajos o las piernas más largas.

PD: Bueno, lo que ocurra antes.
PD2: Todo el mundo sabe que no hay nada mejor que una daga de hielo para matar a un lobo de las nieves. ¡Donde vamos a parar!

5 comentarios:

iK dijo...

Los lobos buenos han sido exterminados, y ahora campan los lobos tontainas, que van en 4x4 de lujo y son maleducados... ¿no?

El Val d' Aran es una gozada (a pesar de las colas en temporada de esquí, los comercios fronterizos para franceses, los neones, carteles, pijonautas, audis, plumíferos de colores, remontes, cuatro por cuatros y escopeteros mata osos): Precioso románico, bosque, refugios, casi-tresmiles, arroyos, granito, lagos de película...

Pd: Hay otro valle de valles, y está más cerca. También tiene románico, y a falta de baqueiras te puedes tirar en trineo: El valle de Harana, en la Montaña alavesa.

Pd2: Preciosa la foto de la fachada.

Sergio dijo...

Hombre, yo no pondría a todos los lobos en el mismo cuento. Sólo me quejo un poco de los lobos que van en un carro de tracción total y que, atascados en la nieve, no se dignan a bajarse mientras les ayudas (ya no el conductor, sino la loba acompañante), y... no me tires más de la lengua ¡leñe!
PD: Por cierto, el dibujo de las ruedas del carro era liso, especial para autopista. En fin, menudo cuento.

IMANOL dijo...

Vaya postal navideña más bonita la foto de la ventana!!
Nos vemos en la entrega de premios, tú hijo va a tener una clá de lujo.

Bilbaina dijo...

Otra opción para reducir el desnivel, no tan violento como alargar las piernas o destrozar la montaña, es que nos hagan carreteras hasta más arriba y a poder ser con algún sistema de deshielo. No estaría mal, eh??

Sergio dijo...

Querida bilbaína, cuando me refiero a los montes más bajos, es por pura erosión natural; con las piernas más largas, es cuando crezcan los niños.