www.flickr.com

sábado, 25 de diciembre de 2010

En el tintero.

Es cierto que no tuvo premio, es cierto que a todos los txikis les seleccionan una foto y la ponen en la exposición. Pero no es menos cierto que cuando Aimar vio su foto en la pared de la sociedad fotográfica no paró hasta enseñársela a todo el mundo.



PD: Y la verdad, es que yo tampoco.

No hay comentarios: