www.flickr.com

viernes, 12 de noviembre de 2010

Siete.

Este año es el primero que Asier es consciente de la fecha de su cumpleaños y, desde hace semanas, hace cábalas al respecto:

_¿Cuando nace un bebé ya tiene un año? Porque entonces ya tengo siete.
_No, el primer año, el bebé no tiene años, tiene meses.
_Vale.

_El día de mi cumpleaños no tendré siete ¿verdad? Los tendré cuando acabe el día.
_Bueno, realmente los cumples a las ocho de la tarde, que es cuando naciste.
_Mmm, vale.

Sin embargo, esa excitación no le ha impedido pensar en su hermano. Hace unos días, haciéndome señas, me dijo que me quería contar un secreto:

_Es que he pensado que, como yo voy a tener regalos, le podíais hacer la ama y tú, también un regalo a Aimar.
_Bueno, vale, pero ten en cuenta que, entonces, tú tendrás menos regalos. No nos podemos gastar más dinero.
_No importa, como compartimos los juguetes...

Y le estampé un beso en el papo que aún le dura.


Las maravillas del mundo, las colinas de Roma, los pecados capitales, los días de la semana, los sabores básicos de los helados (antes del despropósito actual), los colores del arco iris y, ahora, los años de Asier. Siete.

PD: Chocolate, nata, avellana, vainilla, fresa, limón y mantecado.
PD2: No, vainilla y mantecado, NO es lo mismo.

4 comentarios:

mòmo dijo...

¿Es hoy? Llamamos esta tarde sin falta.

Tia Madrina dijo...

Zorionak Atxerito!!!!! que pases un feliz dia. Muxus

Anónimo dijo...

Niños como Asier tendrían que fabricarse en serie: gama Deluxe.

Muchas felicidades por esos siete añazos.


Ch.

Sergio dijo...

Gracias a todos.

Ch., lo siento es un auténtico Asier (TM).