www.flickr.com

domingo, 28 de noviembre de 2010

Marruecos profundo.

El viernes pudimos disfrutar de una cena informe e informal con la excusa del último viaje de Imanol a Marruecos.



Tortillas varias (y variadas), ensalada compensada (lechuga, aceite de oliva, tocino y pan tostado), croquetas turcas vegetarianas (sin freír y sin ojos),... y un pastel de mil hojas, al que no le faltaba ni una.

La proyección nos trajo los mejores recuerdos de anteriores reuniones. Volvieron los minaretes, las kasbahs, los oasis; volvieron las noches al raso, los antiguos amigos, los menús variados; volvieron las risas, los buenos momentos, la grata compañía. Un recorrido por el Marruecos más profundo y desconocido, al menos para mí, de la mano de Imanol, familia y amigos.

Olvidamos el frío exterior con el calor del desierto, el calor gastronómico (aunque la cena fuera fría) y el calor del corazón.

Gracias Imanol; gracias a todos.

PD: Y reseñar la calidad de las fotos. Bien, Imanol, bien.
PD2: Obviamente, la foto de la entrada es suya.

1 comentario:

IMANOL dijo...

Gracias Sergio, pero las fotos era un recopilación de todos (Ángel, Álavaro, Diana y servidor) y en concreto la que expones (a mi también me gusta mucho) es de Diana, una gallegiña que tiene un muy buen ojo para las fotos.
Por cierto, me olvidé pedirte las fotazos de las olas en calidad buena...
Saludo