www.flickr.com

domingo, 24 de octubre de 2010

El precio justo.

Este sábado, fieles a la cita, participamos en el Zipristin; un concurso de pintura que se organiza todos los años y que, puntualmente, Pedro y Mari Carmen nos recuerdan días antes.


Somos animales de costumbres, así que repetimos el lugar donde centrar nuestros esfuerzos, en la zona nueva junto al náutico; repetimos menú regalado, bocadillo de txistorra; y repetimos visita, al Aquarium.


Los motivos de los dibujos tenían, por norma, relación con el agua. Y vaya si la tenían; desde el agua dulce, con cocodrilos verde clorofila, de Aimar,


, pasando por agua salada, con mamíferos marinos de habilidades circenses, de Aitor,


, y terminando por los hielos antárticos, de focas y pingüinos cargados de hombros, de Asier.


Una jornada salpicada de buenos recuerdos.

PD: Al entrar al Aquarium, dejamos los dibujos de los niños para participar en el concurso; un precio justo por un día estupendo.
PD2: Y una reseña en prensa local (gracias, Nagore), a la que faltan las imágenes de esta entrada.

3 comentarios:

mòmo dijo...

¡Menudos artistas! (El cocodrilo es mi favorito)

leitzaran dijo...

Sergio, has sacado las afotos antes de que los dibujos se mancharan con la txistorra. Ese añadido graso-rojizo también es parte de la obra de arte.

Sergio dijo...

Mò, la verdad es que tiene una sonrisa arrebatadora.
Leitzaran, realmente, son recortes de las obras originales.