www.flickr.com

martes, 8 de junio de 2010

La frase.

El sábado pasado, celebramos la Fiesta de la familia en el colegio de los muchachos; este año, mañana y tarde. Todo un día de juegos, hinchables, disfraces, dantzas y comidas populares (donde populares significa paellas gigantes del tipo aquenometerminas).


Y en ese contexto, en el salón de actos, con padres, abuelos y demás parentela, viendo y grabando las actuaciones de sus vástagos, escuché "La frase". Reconozco que no era la primera vez que la oía pero hasta ahora no había caido en su cualidad oculta.
Lo constaté varias veces; la oía pronunciar a mi vecino de butaca, mientras Asier maullaba en el escenario, y juraba y perjuraba que era completamente falsa; pero en cuanto yo mismo la repetía, cambiaba misteriosamente y se tornaba de una certeza deslumbrante. La misma frase oí a la señora del brazo enhiesto (¡cuánto han colaborado las cámaras de vídeo al descenso del paro entre los quiroprácticos!), y de igual manera la consideré falsa hasta que la repetí en voz baja.

No me preocupé más y seguimos disfrutando de la jornada, estrenando la nueva heladería del boulevard, donde probé el sabor rotundo.


Por la noche, se lo comenté a Nieves.

_Espera y verás; cuando yo diga la frase, dirás que es falsa, pero cuando la repitas tú, te parecerá verdadera.
_¿Que diga qué?
_Tú repite conmigo: "Mi hijo es el que mejor baila".
_Mi hijo es el que mejor baila.
_Vaya, ya no funciona.

PD: En la foto de la paella sólo hay arroz porque no estaba terminada. Poco después ya no se veía asomar ni un grano cubierta de langostinos, pollo, pimientos y verduras varias.
PD2: El chocolate es el verdadero sabor de los helados; todo lo demás son fruslerías. Puntuación: 8,5.
PD3: El disfraz de gato de Asier, todo un prodigio de la imaginación. Dos ganchos, dos trozos de cartulina, un calcetín relleno y... a maullar.
PD4: Probad a repetir vosotros la frase, a ver si tengo razón o sólo es cosa mía.

4 comentarios:

mòmo dijo...

Añado otro dato empírico: leída también suena falsa. Y sigue transformándose cuando uno la repite en voz baja. ¡Menudo descubrimiento has hecho!

Marc Roig Tió dijo...

¿Quiroprácticos? Por favor, que vayan al fisioterapeuta.

En cuanto a la frase... pues me parece falsa de todos los modos posibles. Quizá con el tiempo la entone mejor.

Sergio dijo...

Mò, a ver si va a dar para una tesis...
Marc, quiropráctico, quiropráctico, que la tal señora ya me tenía hasta las narices con su cámara delante de mis idem, y no se merece nada mejor.

Marc Roig Tió dijo...

En ese caso, que vaya al quiropráctico, claro que sí.