www.flickr.com

jueves, 27 de mayo de 2010

Pedaleo colegial.

Llega mayo y, con él, la marcha cicloturista que organiza el colegio de los chavales (y mío, en su día). Con una contribución insignificante pero significativa, en apoyo a la lucha contra la esclerosis múltiple, este sábado, conseguimos nuestros dorsales; sacamos las fotos de grupo; y comenzamos el recorrido.


Habíamos pensado que, esta vez, Asier cabalgaría solo a lomos de su corcel de dos ruedas, pero la prudencia materna es mucha, tanto más por materna que por prudencia, y fue que no. El recorrido por carretera está controlado pero, en una zona, hay un carril en sentido contrario que puede ser peligroso en caso de despiste.

Pero no importó, porque el carrito, su carga, y quien tiraba de él, disfrutaron una vez más del recorrido. Con sus cuestas, sus resuellos, su calor sofocante, su agua escasa,... ¡qué felicidad!

Un sorteo en el que nos tocaron entradas varias, llavero y pegatinas puso el punto y hasta el año que viene de la fiesta.



PD: Los premios fueron entregados por el muchacho de la foto que parecía bastante en forma pero que tampoco nos sacó tanta ventaja (con carrito y todo).
PD2: Encomiable labor materna cerrando el pelotón, avisando de adelantamientos y peligros varios; los timbres de las bicis se amortizan solos.
PD3: El año que viene, Asier irá en su bici (¡o andando!).

No hay comentarios: