www.flickr.com

martes, 23 de marzo de 2010

Tecnología.

Leo un artículo sobre los ordenadores del futuro (cinco años), equiparándolos con los seres humanos. Una vez más que si la velocidad de cálculo es superior a la del cerebro, que si las cámaras con visión nocturna son mejores que los ojos,... No sé, a mi no me termina de convencer. Hagamos una comparativa real y actual sobre el estado de las cosas.

Tengo dos ordenadores (en adelante OP), y dos, llamémosles, dispositivos humanos, (en adelante AA), todos modernos y de reciente facturación.

En un primer acercamiento, la diferencia más evidente entre ambos es el tamaño. Los OP, tienen las medidas habituales, pesando 1,5 kg. uno y 3,5 kg´., el otro. Los AA, salieron de fábrica con 3915 gramos y 4325 gramos, respectivamente, siendo su tamaño muy similar. Desde entonces, los AA, no han hecho sino aumentar de peso y volumen, haciéndose más difíciles de transportar que los ordenadores pero, con el tiempo, se han convertido en parcialmente autónomos (salvo cruzar semáforos y pasos de cebra).

Un asunto importante, hablando de dispositivos portátiles, es la autonomía. Ambos OP, tardan unas dos horas en llenar su batería casi por completo y aportan una duración de entre tres y cuatro horas (cinco a lo sumo), antes de necesitar ser recargados. Los AA, comenzaron con una autonomía mucho menor (cercana a las dos horas), y debían ser conectados a la fuente de alimentación constantemente (aunque ésta era doble y rápidamente accesible). Con el tiempo, la duración de la batería se ha reducido drásticamente en el caso de los OP, en tanto que la de los AA, ha aumentado prodigiosamente, disminuyendo también la tardanza en la carga (tiempo variable, según material empleado). El modo de aviso de batería baja varía de un ligero pitido intermitente en los OP a otro lindando con lo insufrible en los AA.

En todos los casos, el sistema operativo que venía de serie no se pudo elegir. El hardware de los OP, fue escogido para adaptarse a mis necesidades, disco duro, RAM, pantalla,..; en los AA, existían únicamente dos configuraciones, sin posibilidad de elección. A mí me tocó la XY en ambos casos, aunque reconozco que la XX me hubieran valido igual, siendo las diferencias entre ambas, asunto que excede, con mucho, la capacidad de este blog y de su autor. El resto de las características de los AA, son una combinación de las ya existentes en los modelos precedentes, N y S.

Respecto al mencionado disco duro, en los OP, se encuentra casi lleno, en tanto que el de los AA, no muestra signos de hacerlo. Es más, parece aumentar con el paso del tiempo y no precisa ser limpiado y vaciado como el de los OP (cosa que, por otro lado, está prohibido expresamente por la Justicia).

En el aspecto exterior, los OP no han cambiado con el tiempo, si es caso alguna raya en la tapa y poco más. Los AA, en cambio, vienen un día sí y otro también, con rayas en su superficie, aunque tampoco son muy preocupantes y se borran solas. Su aspecto externo es bonito, precioso, impecable (aun llegando cubiertos de barro o, quizás, sobre todo entonces).

Un aspecto muy importante en ambos casos es la elección de los antivirus. Los OP venían totalmente desprotegidos de fábrica, en tanto que los AA, traían de origen uno bastante eficaz pero incompleto. El de los OP se actualiza constantemente, vía internet, y el de los AA, periódicamente, vía parenteral (la última, por ahora, a los seis años). La última vez que uno de los AA, fue atacado por un virus, le dañó la entrada de audio y el altavoz, aunque ya está totalmente restablecido y en uso.

Para terminar, el tiempo de espera en la entrega, desde que se encargaron, de los AA, excedió con mucho el que hubiera admitido para tener los OP en casa. Decir que tampoco me hubiera gustado que se adelantaran uno o dos meses, de manera que aceptamos como válido dicho periodo siendo, por otro lado, el más habitual en estos casos.

No entro a discutir el precio de mantenimiento de ambos sistemas, ni lo que tardo en ponerlos en modo hibernación (sobre todo por la noche).

PD: En nuestro caso, ambos AA venían sin manual de instrucciones y sin garantía de devolución.

7 comentarios:

mòmo dijo...

Además, los OP suelen conectarse con un número limitado de cachivaches diversos, mientras que tus dos AA han demostrado que pueden conectar y compartir información con un número creciente de otros dispositivos humanos.

Marc Roig Tió dijo...

¡¡Enorme!! Que sepas que mi padre ha imprimido este post para que lo lean bastantes en Sant Pol.

mòmo dijo...

Vaya, por lo que dice Marc, mi padre ha empezado la campaña para crear un club de seguidores de Sergiofanjul, que compita con el de Ander. ¡Sant Pol, capital cultural!

Anónimo dijo...

¿Quién dijo que la tecnología no podía ser entrañable?


Ch.

J M C dijo...

Supongo que los OP hacen más cómoda y quizá más fácil la vida de su dueño. Los AA, en cambio, la hacen mejor.

Sergio dijo...

mòmo, pues tu dispositivo, "J", tampoco se queda precisamente atrás en ese aspecto.
Marc, dile que tiene permiso para traducirlo al catalán y al alemán.
Ch, hacen incluso los lunes agradables 8que ya es decir ;-) )
JMC, me ha encantado tu comentario, has dado en el clavo.

eresfea dijo...

Me he reído. Muchas gracias.