www.flickr.com

jueves, 31 de diciembre de 2009

Incongruencia.

Terminamos el año comiendo fruta y lo comenzamos bebiendo alcohol. Si lo que deseamos es "Año nuevo, vida nueva", ¿no tendría que ser al revés?

PD: Vamos, digo yo.
PD2: Feliz año nuevo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena reflexión..jajjaja. De todas formas a mi no me parece mal el cambio: empezar el año con un poquito de alcohol está bien, siempre que sea con moderación. Además la fruta engorda casi como el alcohol!!!
bettyboop

Sergio dijo...

Bueno, al fin y al cabo, en ambos casos hablamos de uvas.

Anónimo dijo...

Eso es! jaja
bettyboop
Feliz año!

eresfea dijo...

Es lo que dices, Sergio. Por ejemplo, prefiero la chuleta de termera (que ha hecho el trabajo) antes que el pasto. Y qué decir del queso de Idiazábal (sublime procesamiento del pasto); o del foie, procesado del maíz con enfermedad de por medio (hepatitis).
A mí eso me pasa (la preferencia, no la hepatitis) también con las uvas: mejor procesadas en vino.

Sergio dijo...

eresfea, si al final vamos a resultar vegetarianos (indirectos, pero vegetarianos).