www.flickr.com

jueves, 31 de diciembre de 2009

Hirumugarrieta, Primer 8.000.

Ayer, 30 de diciembre, a las 12:38 hora local, con viento del suroeste, la cordada formada por Leire, Iker, Asier y Aitor, acompañados del guía Josean, y de los porteadores Iñaki y Sergio, hicieron cima en el Pico Hirumugarrieta perteneciente al batolito de Peñas de Aia, de más de 8.000 dm (decímetros). Nieves y Aimar, renunciaron a la cumbre y se quedaron en el campo avanzado, teniendo una visión inmejorable del evento.

Pero todo comenzó unos días antes....

_Sergio, hay una ventana de buen tiempo el día 30- me decía Josean. El camino está marcado, hay búnkers, cuevas con virgen, fuentes, precipicios, buzón en la cumbre...
_Diversión garantizada para los niños-pensé. Compartiríamos permiso con Iñaki y sus vástagos, Leire, Iker y Aitor, jóvenes aunque avezados montañeros. El plan se prometía interesante.

Y llegó el día. Tras una dura aproximación, en la que Asier y Aimar tuvieron problemas de mal de curvas, con vomitos y una ligera desorientación (Aita, ¿dónde estamos?), llegamos al campo base, donde dejamos los vehículos y cargamos con el equipo y provisiones.
Las rampas iniciales demostraron la dureza del camino y las piernas de Aimar fueron las primeras en flojear. Los brazos de Nieves, en primera instancia; mi cuello, en una fase posterior; y el de Josean, en las zonas y desniveles más expuestos, solventaron la incidencia.
Enseguida llegamos al búnker y, pertrechados de linternas frontales, nos introdujimos por el estrecho corredor (bueno, poco estrecho para los niños, más estrecho para Josean, y angustiosamente estrecho para mí).
Siguiendo el camino, llegamos a uno de los hitos del día, la Cueva de la Virgen del Juncal, donde descansamos y aprovechamos para inmortalizar la excursión, con una fotografía muy al uso de las grandes expediciones.


Nada más salir, encontramos la fuente, llenando las cantimploras y enfrentándonos, resueltos, a la última etapa del trayecto.

Llegamos cansados a la base de la montaña y, en tanto que los demás aprovechábamos para recomponer nuestro "espíritu", Josean e Iker, continuaban hacia Txurrumurru, pico central de los tres que componen las Peñas de Aia, hollando la cima cinco minutos antes del mediodia. De inmediato iniciaron el descenso, reuniéndose con nosotros para coronar el objetivo principal, el Hirumugarrieta, de 8060 dm de altura.

Asier y Aimar,


y Leire y Aitor,


, se desperezaban de su vivac, y emprendían el camino a la cumbre. Por desgracia (y por prudencia), Aimar desistía en la rampa cimera, quedándose en el camino con Nieves, dejando, generosamente, la gloria para los demás.

Sin mencionar el orden exacto de llegada, algo normal hablando de montañeros de este nivel, Leire, Iker, Asier, Aitor, Josean, Iñaki y yo, contemplamos la bahía de la Concha, la de Txingudi, las Landas, los pirineos y el interior de Gipuzkoa y Navarra hasta donde alcanzaba la vista, a las 12:38, hora local, quedando para la historia la imagen siguiente,


Un descenso por diferentes caminos, nos terminó por reunir una vez más junto a las cuevas, pero continuamos hasta quedar protegidos del viento. Aprovechamos el momento para aligerar el peso de las mochilas y repartimos la tortilla, el jamón, el pan y el chorizo con lo que cada uno quiso llevar. Las espaldas lo agradecieron mucho, aunque no más que los estómagos.


Ya sin fuerzas, llegamos de nuevo al punto de partida, quemando los últimos cartuchos de energía en vertiginosas carreras monte abajo, sin que ningún brazo, pierna o diente quedara dañado en ellas.


No podíamos despedirnos así, de manera que completamos la jornada, visitando un restaurante local que poseía un menú de 10.


PD: Segundo año con excursión-txiki; esto ya se ha convertido en costumbre.
PD2: Menú de 10 euros quería decir.
PD3: Memorable; gracias, Josean.

4 comentarios:

Ander dijo...

Qué gran crónica (y qué gran excursión, claro). ¿Por qué no la mandas a Pyrenaica?

mòmo dijo...

¿Te parece bonito empezar el año despertando envidias ajenas?

eresfea dijo...

El agradecido soy yo, Sergio.

Sergio dijo...

Ander, Ander, después de lo del año pasado con Sebastián Alvaro, ya no sé si lo dices en serio o en broma.
mòmo, tu misma, las montañas siguen ahí y nosotros aquí.
eresfea, bueno, bueno,...