www.flickr.com

jueves, 31 de diciembre de 2009

Incongruencia.

Terminamos el año comiendo fruta y lo comenzamos bebiendo alcohol. Si lo que deseamos es "Año nuevo, vida nueva", ¿no tendría que ser al revés?

PD: Vamos, digo yo.
PD2: Feliz año nuevo.

Hirumugarrieta, Primer 8.000.

Ayer, 30 de diciembre, a las 12:38 hora local, con viento del suroeste, la cordada formada por Leire, Iker, Asier y Aitor, acompañados del guía Josean, y de los porteadores Iñaki y Sergio, hicieron cima en el Pico Hirumugarrieta perteneciente al batolito de Peñas de Aia, de más de 8.000 dm (decímetros). Nieves y Aimar, renunciaron a la cumbre y se quedaron en el campo avanzado, teniendo una visión inmejorable del evento.

Pero todo comenzó unos días antes....

_Sergio, hay una ventana de buen tiempo el día 30- me decía Josean. El camino está marcado, hay búnkers, cuevas con virgen, fuentes, precipicios, buzón en la cumbre...
_Diversión garantizada para los niños-pensé. Compartiríamos permiso con Iñaki y sus vástagos, Leire, Iker y Aitor, jóvenes aunque avezados montañeros. El plan se prometía interesante.

Y llegó el día. Tras una dura aproximación, en la que Asier y Aimar tuvieron problemas de mal de curvas, con vomitos y una ligera desorientación (Aita, ¿dónde estamos?), llegamos al campo base, donde dejamos los vehículos y cargamos con el equipo y provisiones.
Las rampas iniciales demostraron la dureza del camino y las piernas de Aimar fueron las primeras en flojear. Los brazos de Nieves, en primera instancia; mi cuello, en una fase posterior; y el de Josean, en las zonas y desniveles más expuestos, solventaron la incidencia.
Enseguida llegamos al búnker y, pertrechados de linternas frontales, nos introdujimos por el estrecho corredor (bueno, poco estrecho para los niños, más estrecho para Josean, y angustiosamente estrecho para mí).
Siguiendo el camino, llegamos a uno de los hitos del día, la Cueva de la Virgen del Juncal, donde descansamos y aprovechamos para inmortalizar la excursión, con una fotografía muy al uso de las grandes expediciones.


Nada más salir, encontramos la fuente, llenando las cantimploras y enfrentándonos, resueltos, a la última etapa del trayecto.

Llegamos cansados a la base de la montaña y, en tanto que los demás aprovechábamos para recomponer nuestro "espíritu", Josean e Iker, continuaban hacia Txurrumurru, pico central de los tres que componen las Peñas de Aia, hollando la cima cinco minutos antes del mediodia. De inmediato iniciaron el descenso, reuniéndose con nosotros para coronar el objetivo principal, el Hirumugarrieta, de 8060 dm de altura.

Asier y Aimar,


y Leire y Aitor,


, se desperezaban de su vivac, y emprendían el camino a la cumbre. Por desgracia (y por prudencia), Aimar desistía en la rampa cimera, quedándose en el camino con Nieves, dejando, generosamente, la gloria para los demás.

Sin mencionar el orden exacto de llegada, algo normal hablando de montañeros de este nivel, Leire, Iker, Asier, Aitor, Josean, Iñaki y yo, contemplamos la bahía de la Concha, la de Txingudi, las Landas, los pirineos y el interior de Gipuzkoa y Navarra hasta donde alcanzaba la vista, a las 12:38, hora local, quedando para la historia la imagen siguiente,


Un descenso por diferentes caminos, nos terminó por reunir una vez más junto a las cuevas, pero continuamos hasta quedar protegidos del viento. Aprovechamos el momento para aligerar el peso de las mochilas y repartimos la tortilla, el jamón, el pan y el chorizo con lo que cada uno quiso llevar. Las espaldas lo agradecieron mucho, aunque no más que los estómagos.


Ya sin fuerzas, llegamos de nuevo al punto de partida, quemando los últimos cartuchos de energía en vertiginosas carreras monte abajo, sin que ningún brazo, pierna o diente quedara dañado en ellas.


No podíamos despedirnos así, de manera que completamos la jornada, visitando un restaurante local que poseía un menú de 10.


PD: Segundo año con excursión-txiki; esto ya se ha convertido en costumbre.
PD2: Menú de 10 euros quería decir.
PD3: Memorable; gracias, Josean.

martes, 29 de diciembre de 2009

Finales felices.

En el país de las aves, todo aquel que no tuviera plumas no era bien recibido. Ratones de campo, conejos, mapaches, ardillas, ciervos, lobos, hurones,... , todos sin exclusión eran expulsados del territorio en cuanto cruzaban sus fronteras.
Ejércitos de estorninos atacaban sin miramientos y golpeaban con sus diminutos cuerpos, lanzados a gran velocidad, sobre los animales que intentaban infringir sus leyes, hasta que huían; halcones y águilas eran más expeditivos. Muchos morían en la batalla, pero las fronteras continuaron inexpugnables durante mucho tiempo.
Un día, un cuco subió al trono de aquel reino. El petirrojo, anterior monarca, lo había criado como hijo suyo. Todo el mundo se daba cuenta de la diferencia entre padre e hijo salvo, por algún motivo, el propio padre. Así las cosas, una nueva estirpe de pájaros tomó el control y empezó a realizar pequeños cambios.
Uno de ellos fue el permitir a otras especies cruzar los límites del país. Siempre controlados por un par de azores, aves de confianza del nuevo regente, y prometiendo previamente no causar daño a ningún súbdito que se encontrara bajo el protectorado del rey cuco.
Siendo así las cosas, un zorro pidió audiencia. Siguiendo las nuevas normas, fue recibido en palacio y presentó sus respetos con su mejores maneras. Dichos ademanes encandilaron a la hija del monarca, hecho que fue rápidamente advertido por el zorro, quien aprovechó la ocasión para hacerle la corte.
El animal creyó haber encontrado el mejor lugar para ocultarse de los cazadores y sus perros, y maquinó la idea de casarse con la princesa. Pensaba, a través de su influencia, volver a cerrar las fronteras. De esa manera, podría realizar sus cacerías, teniendo siempre un refugio seguro a donde volver. Claro estaba que jamás haría daño a ningún ave que viviera en aquel lugar; su seguridad y futuro estaban en juego.
Poco tiempo le costó al raposo, con su labia y buena presencia, convencer a la princesa para que se desposaran cuanto antes. El rey cuco también estuvo de acuerdo y dio su bendición a la pareja, que formalizó su unión ante decenas de bandadas de pájaros venidos de todo el reino.

Y fueron felices, y comieron perdices.

PD: Y ahí se jodió todo.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Reclamación.

El pasado veintidós de diciembre recibí el siguiente correo electrónico:

"Estimado Sr. Sergio Fanjul:

Con motivo del premio recientemente obtenido por Cárnicas Gezurralde S.L. en la pasada feria de Tolosa, por su Txistorra "Alai Txerri", hemos recibido el encargo de registrar dicho producto en el fichero de patentes de productos alimentarios.
Al introducir el perfil de la txistorra en el buscador de internet que identifica rostros iguales, hemos obtenido como primera respuesta la dirección de su blog, detectando el uso en su portada del producto mencionado.
Dado que, en breve, dicha imagen estará registrada, le conminamos a que la elimine de su blog y se abstenga de utilizarla en un futuro sin el permiso pertinente, incurriendo, en caso contrario, en un delito penal, castigado por ley.

Suyo afftmo, departamento de registros y patentes de XXXX S.L."

Extrañado por la coincidencia, yo mismo introduje la imagen en el buscador de rostros y, efectivamente, apareció mi blog en primer lugar. Picado por la curiosidad, probé también con el plato y la servilleta, dando como resultado la segunda y la quinta posiciones, por lo que he preferido eliminarlas también y evitarme más problemas.

PD: El cerdito se queda porque hay un montón largo de rostros conocidos que salen antes en dicho buscador.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Feliz Navidad.

PD: Para qué más palabras; bueno, tal vez un "clic" en la foto.

martes, 22 de diciembre de 2009

Amortización.

Qué mejor modo de amortizar la compra de la bolsa de la foto que salir a llenarla el día de la feria de Santo Tomás.

Sí, está muy bien y es muy saludable e instructivo, llevar a nuestros hijos a ver los animales de granja (este año puercoespines, llamas, dromedarios...), y pasarse por el mercado de frutas, verduras y hortalizas pero, no nos engañemos, la fiesta es otra.

El cerdo, la txistorra, llevados al extremo que sólo los donostiarras sabemos alcanzar. Así, Feria de Santo Tomás, todo el día comiendo txistorra; Día de San Sebastián, todo el día tocando el tambor. Qué se le va a hacer, somos fiesteros de un día; será que no aguantamos más.

Cumplimos fielmente nuestra tradición, comimos un talo en la calle, fuimos a ver a Igone (con sus trescientos cincuenta kilos de belleza rosa), recorrimos los puestos más interesantes y metimos en nuestra preciosa bolsa, barquillos de chocolate, txistorra, queso de "pata de mula" y antxoas (todavía no del Cantábrico pero parece que el año que viene, sí).

PD: Algo tiene de especial esta feria, recuerdos infantiles de la Navidad, comienzo oficial de las vacaciones escolares... sea lo que fuere, mantengo un año más, orgulloso, la foto del encabezamiento de este blog.

domingo, 20 de diciembre de 2009

El premio (y II).

Entre aplausos y vítores, Asier se acercó, este pasado viernes, a recibir su merecido trofeo del V Domingo Digital. Gentes de los más diversos lugares del Orbe (verbigracia Pamplona) no quisieron perderse el evento, y acudieron, a pesar de la nieve del camino, puntuales a la cita.


Tras una breve proyección de las fotos ganadoras, comenzó la entrega de premios. Asier, ataviado con sus mejores galas del caserío recibió, de manos del presidente de la s.f.g., el galardón, comprobando, in situ, que fuera de su agrado.

Con su última sonrisa completa de estas Navidades, volvió sobre sus pasos y se sentó a admirarlo.

PD: Ya han terminado los nervios; el trofeo luce espléndido en nuestras vitrinas, donde quedará expuesto para nuestro futuro deleite, y el de las visitas.
PD2: "Su última sonrisa completa de estas Navidades" implica que su incisivo superior izquierdo, acaba de dejar sitio a su sucesor.
PD de la PD2: Con lo que se cotizan esos dientes, el Sr. Pérez (ratón) tendrá que rascarse el bolsillo a pesar de las fiestas.

martes, 15 de diciembre de 2009

El premio.

Volvíamos de la fiesta infantil del colegio y Asier permanecía muy callado; demasiado.
_¿Qué pasa, Asier? Has cantado muy bien.
_Ya.
_¿Y qué te pasa?
_Nada.

(Mmm, sí, seguro)

_Qué bien que Laura haya ganado el premio a la postal más bonita, ¿verdad?
_¿No te gustaba más la mía?
_Sí, claro, pero la suya también; además, ha subido a recoger el premio y todo el mundo le ha aplaudido.
_ .....
_¿Asier?
_Es que estoy muy nervioso.
_¿Por qué?
_Por el premio que me van a dar por mi foto.


Aprovecho para recordar el premio que ha ganado Asier, felicitar a Joana por la foto que le han seleccionado y poner la que me han seleccionado a mí (ejem,así , como quien no quiere la cosa).


PD: La entrega de premios y la proyección de todas las seleccionadas y premiadas, tendrá lugar este viernes a las ocho de la tarde en la sede de la s.f.g.
PD2:La entrada es libre y los amigos bienvenidos.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Ultreia et suseia!

Así se saludaban los peregrinos del Camino de Santiago en la época en la que el latín era lengua común; y así nos lo dijo ayer Juan Ramón en la presentación de su libro sobre el Camino. Un libro lleno de fotografías hermosas y textos que llegan a lo más profundo, reflejo ambos del Alma del autor.


Son muchos años los que Juan Ramón ha recorrido el Camino y, poco a poco, la huella que él ha ido dejando en sus sendas, se ha transformado en una huella que el Camino ha dejado en él.
El libro es un regalo que ha ido tomando forma durante mucho tiempo y es su manera de devolver parte de lo que ha recibido.
De andar pausado, se detiene a hablar con los pastores, madruga para ver amanecer con el Camino ya en sus botas, agradece su trato a los hospitaleros,...
Huye, Juan Ramón, del Camino deportivo, del actual turismo que pretende apropiarse de su ruta, pero no lo rechaza. En su forma de entenderlo, todos tienen cabida en él y son libres de actuar como deseen. En el fondo, confiesa, está convencido que pocos llegarán a Santiago siendo como empezaron, y que es muy probable que algo se remueva en su interior; algo que ni ellos sospechaban.
Juan Ramón nos habló de la religiosidad del Camino, pero también de la espiritualidad sobre la que ésta reposa y que es común a cualquier religión o pensamiento humano.

Fue un placer escucharle, compartir sus anécdotas y comprar su libro, totalmente autofinanciado y del que no obtendrá más beneficio que el que supone compartir algo tan personal e íntimo para él. Tras cubrir el dinero (que no el trabajo) invertido, el resto lo enviará al Himalaya, a un monasterio de monjas budista tibetanas donde no tienen cocina.

PD: Ultreia et suseia; más allá y más arriba.
PD2: La cocina es el lugar de reunión del monasterio cuando, durante el invierno, la tierra se congela y duerme hasta la primavera.
PD3: El libro se puede comprar en la s.f.g. y en la librería IDATZ (en el Buen Pastor); únicos lugares donde no se le cobra por venderlo; así nos lo dijo.
PD4: No busquéis en este libro una guía del Camino.
PD5: El título: "Peregrinatio, por el camino de la luz"; "Peregrinatio, Argiaren bidetik", en su versión en euskera.